La Justicia chilena dejó en libertad a los tres conscriptos bolivianos luego de que se acogieran a una suspensión condicional del proceso, que no implicó que se declaren culpables de los delitos por los cuales fueron acusados. Los detenidos se declararon inocentes y tienen 24 horas para abandonar suelo chileno.

La audiencia fue instalada a las 09.26, hora boliviana, y concluyó a las 09.41 con la decisión judicial de libertad para los conscriptos Claudio Choque (20), Augusto Cárdenas (19) y José Fernández (18), detenidos el 25 de enero en la zona de frontera cuando cumplían con la misión de luchar contra el contrabando de vehículos.

El abogado defensor Roberto Celedón y el fiscal Manuel Guerra reafirmaron este viernes el acuerdo al que llegaron el miércoles, a través del cual los detenidos se acogieron a la suspensión condicional del proceso que implica que no ingresen a suelo chileno por un año, plazo al cabo del cual se extinguirá el proceso en su contra.

El juez Rodrigo Hernández explicó que la salida acordada no implica que los detenidos acepten algún tipo de responsabilidad, porque se presume su inocencia. Es “como si aquí no hubiera pasado nunca nada”, detalló la autoridad judicial a los conscriptos, quienes uno por uno aceptaron la salida y reivindicaron su inocencia.

Los uniformados pasaron 32 días en una cárcel de máxima seguridad de Alto Hospicio, mientras que en los últimos días estuvieron bajo libertad condicional como consecuencia de la decisión judicial del lunes, cuando se declararon inocentes y rechazaron las salidas alternativas propuestas por la Fiscalía.

"Acepto ser liberado, somos inocentes", afirmó Choque, mientras que Cárdenas señaló: "acepto la liberación porque somos inocentes", y Fernández afirmó: "no hemos cometido ningún delito...este es un asunto entre Chile y Bolivia".

Hernández otorgó un plazo de 24 horas para que los tres bolivianos abandonen suelo chileno, mientras que dejó en manos de la Fiscalía la devolución o no del arma militar incautado a uno de los militares.

"En consecuencia, reuniéndose los requisitos (...) y considerándose por el tribunal ajustado a derecho la suspensión condicional del proceso propiciada por la Fiscalía y aceptada libremente por los tres imputados, se aprueba esta suspensión condicional del procedimiento", sostuvo el juez.

Hernández otorgó un plazo de 24 horas para que los tres bolivianos abandonen suelo chileno, mientras que dejó en manos de la Fiscalía la devolución o no del arma militar incautado a uno de los militares.

El juez aclaró que en ningún momento recibió “presión o influencia” de otro poder del Estado chileno. El caso de los soldados ahondó las diferentes entre La Paz y Santiago.

El presidente Evo Morales acusó el lunes a su colega Sebastián Piñera de vengarse con los soldados por la demanda de una salida soberana al mar, mientras que Piñera respondió que en su país se respeta el estado de derecho.

El caso fue denunciado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

No se informó cómo y cuándo retornarán los tres conscriptos a Bolivia, aunque se anticipó que habrá un acto de reconocimiento y que hoy estarían en suelo boliviano.

La ministra de Comunicaciones, Amanda Dávila, sostuvo que un avión de la Fuerza Aérea Boliviana recogerá a los tres uniformados este mismo viernes y lo primero que harán será reunirse con sus respectivas familias. Para el lunes, en principio, está programado que se reúnan este lunes.

* Con información de La Razón de Bolivia y CNN Chile.