Organizaciones de hondureños en Estados Unidos y defensores de los derechos de los migrantes en Honduras coinciden en que la región debería gestionar la aprobación de la reforma migratoria en Estados Unidos.

Solo de esa forma se podría resguardar la estabilidad laboral de miles de hondureños y centroamericanos que viven en ese país de manera indocumentada y que actualmente enfrentan una avalancha de leyes antiinmigrantes.

El lunes 4 de abril, el Comité Judicial del estado de Florida aprobó la ley SB 2040 con 5 votos a favor y 2 en contra. Esta norma será turnada la Cámara de Representantes para su aprobación o improbación. Si se aprueba sería ley.

La reforma migratoria es un proyecto que permanece dormido desde la administración del ex presidente George W. Bush.

El presidente Barack Obama también se vio obligado, por cuestiones políticas, a hacer a un lado esa reforma, pues aunque en su discurso de campaña prometió buscar la aprobación de esa ley, su gobierno se enfocó en el programa de salud. Además no ha contado con el apoyo del partido republicano para desarrollar la reforma.

Para sor Valdette Willeman, encargada del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), en ese país se están endureciendo las leyes y lo único que vendría a apaciguar el ambiente es la reforma migratoria.

Jorge Rivera, de la Liga de Latinos Unidos (Lulac), expresó que para eso es necesario que todos los gobiernos de la región se unan y soliciten al Congreso, al Senado y al Poder Ejecutivo estadounidenses que concluyan ese proceso.

En Estados Unidos residen alrededor de un millón de connacionales, de los que unos 650,000 son indocumentados y cerca de 70,000 tienen un Estatus de Protección Temporal (TPS) y le aportan a Honduras unos 2,500 millones de dólares al año.

Graco Pérez, experto en relaciones internacionales, analizó que "debe tenerse presente que definir la política migratoria es potestad de Estados Unidos".

Francisco Portillo, de la Organización Francisco Morazán, con sede en Miami, pidió al presidente Porfirio Lobo Sosa "atender" este asunto lo antes posible.