San José. El presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, hizo un llamado a la unidad nacional en su país, tras ganar este domingo las elecciones presidenciales en segunda ronda.

Solís fue el ganador de la votación tras alcanzar el 77,9% de los votos, según los datos revelados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tras escrutarse el 92,6% de las mesas electorales.

Su adversario, el candidato oficialista Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional, obtuvo el 22,1% de los votos, mientras que el abstencionismo alcanzó el 43,6%.

Luego de escuchar las felicitaciones de la presidenta Laura Chinchilla y el reconocimiento de la derrota por parte de Araya, Solís se dirigió a los cientos de partidarios que se reunieron en San Pedro de Montes de Oca.

Solís agradeció a todos sus colaboradores durante la campaña, y aseguró sentirse comprometido con los más de un millón de costarricenses que votaron por él este domingo, convirtiéndolo en el presidente con mayor cantidad de votos en la historia del país.

"Proclamo como presidente electo el inicio de la era de la acción ciudadana: con una democracia distinta, con permanente convocatoria a la gente, para que nunca se olvide que este es el pueblo que decidió cambiar", afirmó Solís ante sus partidarios.

El presidente electo hizo un llamado a la unidad nacional y a superar las diferencias que puedan dividir a Costa Rica y dificultarle el camino hacia el desarrollo y la prosperidad.

"Convoco entonces a la unidad nacional, al sentido de propósito que quisieron nuestros fundadores, quienes una y otra vez vieron en la paz y la concordia, la prosperidad de nuestro pueblo", señaló Solís.

Reiteró su compromiso con la transparencia y la lucha contra la corrupción en la gestión pública, al asegurar que será un deber en un gobierno actuar con honestidad.