Solo al 15% de los ciudadanos peruanos que el año pasado pidieron visa de turismo para Estados Unidos se les negó ese permiso, lo que significa que cuatro de cada cinco solicitantes obtuvieron el permiso correspondiente, informó la cónsul de ese país en el Perú, Catherine Holt.

La funcionaria indicó que el año pasado se entregaron más de 100,000 visas a peruanos, lo que constituye el 85% de las solicitudes, mientras que en el 2013 el nivel de aceptación de visas fue de 80%.

Holt explicó que la entrega de la visa depende de que se comprueben los lazos familiares y sociales del solicitante con su país y de que tenga su vida hecha en éste, que lo obliga a volver, además de no haber tenido problemas migratorios.

A esas conclusiones arriba el oficial consular que entrevista al solicitante sobre su vida en el Perú, los motivos de su viaje, los gastos que hará en Estados Unidos y cómo los financiará, entre otros aspectos.

Explicó que al final de la conversación, el oficial consular le dará la respuesta a su solicitud y si es afirmativa se le enviará su pasaporte con la visa por mensajería en unos pocos días.

No a los tramitadores. Holt detalló que el pago de 160 dólares que los solicitantes deben hacer (para el trámite de la visa) incluye la información que se les da por teléfono o vía Internet, el trámite propiamente y el envío de la visa por mensajería.

Por esa razón, señaló, no es necesario buscar los servicios de ningún tramitador ni de ayuda externa.

Lo que debe hacer la persona interesada es ingresar a la web de la embajada, leer las instrucciones, llenar al solicitud electrónica, imprimir el documento de confirmación del llenado de la solicitud, pagar la tarifa en la entidad bancaria indicada y con el recibo de pago entrar nuevamente a la web y seguir las instrucciones para pedir la cita de acuerdo a la fecha más conveniente para el solicitante.

La cónsul detalló que en algunas épocas del año se puede conseguir la cita para la entrevista a la semana siguiente de pedirla, pero en otro momento considerado "temporada alta", esto puede tardar un poco más.

Generalmente de noviembre a marzo se considera temporada alta, porque aumenta considerablemente el número de solicitudes. Por eso, es mejor hacer el trámite entre abril y setiembre.

"Si alguien tiene pensado viajar en Navidad lo mejor es tramitar la visa en esta época cuando hay mayor disponibilidad", indicó la funcionaria.

Respecto a los visitantes estadounidenses en el Perú, Holt dijo que, de acuerdo a las cifras de Migraciones, el año pasado llegó a cerca de medio millón de turistas, quienes llegaron a Lima y Cusco pero también algunas ciudades de la selva.

Agregó que los visitantes de su país generalmente regresan sin mayores contratiempos a Estados Unidos y llevándose los mejores recuerdos del Perú, de sus lugares turísticos, de su gente y su gastronomía, lo que redunda en el aumento del turismo a nuestro país.

Anotó finalmente que los turistas estadounidenses que llegan al Perú tienen a su servicio una Sección de Protección en la embajada y una agencia consular en el Cusco, para atender a sus connacionales ante cualquier eventualidad.