Una serie de sondeos divulgados el sábado mostraron que la carrera por gobernar Grecia será muy reñida antes de las elecciones del mes próximo que podrían determinar si el país se queda o sale de la zona euro.

Grecia se vio forzada a llamar a nuevas elecciones para el 17 de junio después de que unos comicios del 6 de mayo dejaron al Parlamento dividido en forma igualitaria entre grupos de partidos que apoyan y otros que se oponen a las condiciones de austeridad adjuntas a un rescate financiero de 130.000 millones de euros acordados con prestamistas en marzo.

El fracaso de los dos partidos que dominaron Grecia por décadas para ganar una mayoría favorable al rescate y el éxito del partido izquierdista radical SYRIZA, que se opone al rescate, han enviado ondas de choque por toda Europa.

Una abrumadora mayoría de griegos quieren mantener al euro como moneda, pero se oponen a las condiciones de austeridad acordadas con la Unión Europea y con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si Grecia renuncia al rescate, los líderes de la Unión Europea dicen que retirarán el financiamiento, lo que llevaría a una rápida bancarrota y a una salida del bloque monetario común.

Los líderes del G-8 respaldaron el sábado la permanencia de Grecia en la zona euro, pero señalaron que deben respetar los términos del rescate. "Reafirmamos nuestro interés en que Grecia permanezca en la zona euro mientras respete sus compromisos", afirmaron en un comunicado tras celebrar una cumbre en Camp David.

De cuatro sondeos publicados el sábado, dos colocaron al frente al partido SYRIZA y otros dos al conservador partido Nueva Democracia. Tres de las cuatro encuestas mostraron diferencias de menos de un 1,7 por ciento en las preferencias entre ambos partidos.

Las reglas electorales de Grecia dan al partido que salga primero un bono automático de 50 escaños en el Parlamento de 300 sillones, lo que significa que incluso la menor diferencia podría jugar un rol decisivo en determinar quién formará el próximo Gobierno.

Surgimiento de Tsipras. Si Grecia renuncia al rescate, los líderes de la Unión Europea dicen que retirarán el financiamiento, lo que llevaría a una rápida bancarrota y a una salida del bloque monetario común.Los sondeos desde las elecciones del 6 de mayo han mostrado a SYRIZA y a los dos partidos favorables al rescate mejorando a costa de partidos más pequeños. Eso significa que quienquiera que gane esta vez debería contar con una posición más enérgica que tras los comicios recién pasados.

El líder de SYRIZA, el carismático Alexis Tsipras, de 37 años, ha emergido como una estrella en la campaña electoral, lo que lo ha catapultado al frente de la campaña contraria al rescate.

Tsipras atrae en particular a los jóvenes en un país donde más de la mitad de la gente joven está desempleada tras cinco años consecutivos de recesión.

Según el izquierdista, los líderes europeos mienten cuando advierten que Atenas podría ser forzada a salir del bloque monetario único y que Grecia puede exigir términos mucho más indulgentes porque los estados europeos estarán desesperados por evitar el costo del quiebre del bloque europeo.

"Es un joven político y creo que está diciendo la verdad", comentó Nicos Arvanitis, de 38 años, vendiendo pistachos en una tienda en Atenas. "El nos puede sacar de la crisis. No tengo miedo de que nos echen de (la zona) euro. Es chantaje político", agregó.

Nueva Democracia y los socialistas tratarán de asustar a votantes que abandonaron a los partidos tradicionales diciéndoles que una elección de Tsipras será equivalente al fin de la membresía de Grecia en la zona euro.

Los griegos se han irritado por lo que ven como un comportamiento autoritario por parte de líderes europeos.

Los diarios locales estaban llenos de indignación por la noticia de que la canciller alemana, Angela Merkel, habría llamado por teléfono el viernes al presidente griego, Karolos Papoulias, y que habrían hablado sobre la idea de que Grecia realice un referéndum sobre su membresía en la zona euro.

Berlín negó que Merkel haya comunicado una propuesta semejante a Papoulias.