Sao Paulo. La candidata presidencial oficialista brasileña, Dilma Rousseff, vio caer levemente su enorme ventaja en el último sondeo electoral, pero aún se dirige a una victoria en la primera vuelta.

Rousseff tiene el 49% de apoyo de los votantes, frente al 28% del candidato opositor Jose Serra, según mostró el miércoles un sondeo de Datafolha divulgado por TV Globo.

Si las elecciones, fijadas para el 3 de octubre, se celebraran hoy, Rousseff tendría más de la mitad de los votos válidos, lo que le daría una victoria en primera vuelta, indicó el sondeo.

En una encuesta similar la semana pasada, Rousseff contaba con el 51% de apoyo y Serra con el 27%.

Es la primera vez que la ventaja de Rousseff sobre su principal rival se reduce en un sondeo, después de que se conociera la semana pasada un escándalo sobre ética que involucró a su partido y a su sucesora como jefa del gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Hasta el momento, Rousseff se ha beneficiado de la popularidad del saliente Lula, uno de los presidentes más queridos en la historia del país.

La jefa de gabinete de Lula, Erenice Guerra, renunció debido a unas acusaciones de que estuvo involucrada en un fraude por sobornos para obtener contratos de obras públicas.

Guerra era la segunda al mando de Rousseff antes de que renunciara como jefa de gabinete de Lula para anunciar su candidatura presidencial.

Serra, de 68 años y ex gobernador del estado de Sao Paulo, también ha acusado a Rousseff y su partido de haber accedido de manera ilegal a los registros tributarios de su hija y de miembros de la oposición para reunir información potencialmente dañina en su contra.