Madrid. El gobernante Partido Socialista de España recuperó popularidad luego que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero renovara su gabinete para afrontar el descontento por el estancamiento económico, indicó un sondeo publicado este domingo por el diario El País.

Sin embargo, el opositor Partido Popular (PP) ganaría las elecciones con un 42,9 por ciento de los votos frente al 33,8 por ciento del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en caso de que los comicios se celebraran ahora, según la encuesta de Metroscopia realizada entre el 2 y el 4 de noviembre.

El último sondeo de Metroscopia de hace un mes colocaba al PP con 14,5 puntos de ventaja frente a los socialistas, que cayeron entonces a su nivel más bajo de intención de voto bajo el Gobierno de Zapatero, con un 28,5 por ciento.

A pesar de la mejora en los datos, el 88 por ciento de los encuestados afirmó que la situación económica en España era mala o muy mala.

El sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundido el viernes dio una ventaja del PP frente al PSOE de casi ocho puntos porcentuales, a un año y medio de las próximas elecciones generales.

Este estudio se realizó poco después de la huelga general del 29 de septiembre y antes de los cambios en el Gobierno.

España empezó a emerger de la recesión a principios de este año, pero la mayoría de los analistas anuncia un crecimiento mínimo y creen que no se creará empleo, mientras la tasa de desempleo se acerca al 20 por ciento, entre las mayores de Europa.

En su remodelación anunciada el pasado 20 de octubre, Zapatero apostó por el popular ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para situarlo al frente de la vicepresidencia primera y convertirlo en el hombre fuerte del Ejecutivo.

Rubalcaba, que ha dirigido una campaña de arrestos contra la banda separatista ETA, sigue siendo el ministro más popular del Gabinete, con un 57 por ciento de aprobación, frente al 49 por ciento obtenido en la encuesta realizada en octubre.

Zapatero fue reelegido en el 2008 con un 43,7 por ciento de los votos, pero ha ido perdiendo terreno gradualmente.

La encuesta realizada a través de llamadas telefónicas tiene un margen de error del 3,2 por ciento, según Metroscopia.