Río de Janeiro. El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil perdería el poder, que ocupa desde 2003, en las elecciones presidenciales de 2018, según un sondeo divulgado hoy.

Los datos, divulgados este sábado en una encuesta publicada por el diario O Estado de Sao Paulo, indican que el actual líder de la oposición brasileña, el senador Aécio Neves, se impondría al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva si los dos se ven las caras en los próximos comicios presidenciales.

Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), obtendría el 48 por ciento de los votos en la segunda vuelta si las elecciones de 2018 fuesen hoy, superando a un Lula que se llevaría el 33 por ciento de los sufragios. Además, el 15 por ciento de los electores votaría en blanco o nulo y un 3 por ciento no supo que responder.

La actual presidenta, Dilma Rousseff, quien en las elecciones presidenciales del pasado mes de octubre obtuvo la reelección superando en segunda vuelta a Neves por apenas 3 puntos, no puede presentarse a los próximos comicios, y el nombre de Lula, su padrino político y antecesor (2003-2010), toma cada vez más fuerza para ser el candidato del PT en 2018.

Encuestas recientes apuntan a una muy baja popularidad de Rousseff (9 por ciento), la peor desde que está en el cargo (2011), perjudicada por la mala situación económica del país y la crisis política. Según el Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope), el 68 por ciento de los brasileños reprueba al Gobierno y un 21 por ciento lo considera regular.