Madrid. Los españoles, hartos del elevado desempleo y una economía débil, optarían por un gobierno del centroderechista Partido Popular (PP) por sobre los socialistas, actualmente en el poder, por más de 14 puntos porcentuales, según mostró este domingo una encuesta de opinión.

El sondeo de Metroscopia, publicado por el diario El País, mostró que 44,7% de las 1.001 personas encuestadas la semana pasada votaría por el PP, mientras que 30,4% lo haría por el Partido Socialista (PSOE) del jefe de gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En una encuesta realizada por la misma organización hace un mes, la diferencia era de 13,8%. En tanto, en elecciones locales celebradas el 22 de mayo, cuando los socialistas sufrieron su peor derrota de este tipo desde que España retornó a la democracia en 1978, el PP superó al PSOE por más de 10 puntos.

Los socialistas vencieron al PP por 3,6 puntos la última vez que se celebraron elecciones parlamentarias en marzo de 2008, después de que la economía española registrara el más rápido crecimiento en la zona euro en 2007.

Sin embargo, desde entonces explotó una burbuja inmobiliaria que se extendió en la década pasada y el desempleo español se disparó a más del doble del promedio europeo. La posición de los socialistas ha caído 13,3 puntos y el PP ha avanzado un 4,6.

Metroscopia añadió que el 50% de los encuestados opina que Zapatero debe llamar a elecciones antes de que finalice la actual legislatura en marzo de 2012, mientras que el 42% cree que las cosas empeorarán en el país.

El PP ha intensificado las demandas desde su aplastante victoria en las elecciones de mayo para forzar una renuncia de Zapatero al gobierno, pero no ha llegado a pedir un voto de no confianza.

Zapatero dejó claro en el debate sobre el estado de la nación en el Parlamento la semana pasada que tenía la intención de quedarse para completar las reformas diseñadas para recortar un amplio déficit fiscal y convencer a los mercados de bonos de que las finanzas públicas de España y el sistema financiero están sólidos.

La clave para mantenerse en el poder será la aprobación en septiembre del presupuesto 2012, para lo cual la minoría socialista espera obtener el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

Sin embargo, Zapatero ha dicho que no va a liderar al PSOE en las próximas elecciones. Su sucesor será el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Las impresiones sobre Rubalcaba en la encuesta de Metroscopia se mezclaron. Los encuestados piensan que el líder del PP, Mariano Rajoy, está mejor capacitado para enfrentar la crisis, pero dijeron que Rubalcaba inspiraba más confianza.