Los sondeos a pie de urna sobre las elecciones celebradas este domingo en Uruguay muestran que el candidato presidencial del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, fue el más votado con un máximo de 46%, pero tendrá que disputar la presidencia en una segunda vuelta con Luis Alberto Lacalle, del Partido Nacional.

Los sondeos también indican que ningún partido obtendrá la mayoría en el Senado ni en la Cámara de Representantes, lo que obligará al próximo gobierno a forjar algún tipo de alianza para legislar.

Tras el levantamiento de la prohibición de difundir encuestas, media hora después del cierre de los centros de votación, las tres principales empresas de sondeos, Factum, Cifra y Equipos Mori publicaron sus informes, que son unánimes en confirmar la necesidad de un balotaje para definir al próximo presidente del país y la ausencia de mayorías parlamentarias.

Para la empresa Factum, el Frente Amplio (FA) obtendrá el 46 % de los votos, seguido por el Partido Nacional (PN) con el 31 %, el Partido Colorado (PC) con el 13,5 % y el Partido Independiente (PI) con el 3 %.

Por su parte, Cifra señaló que el FA obtendrá entre el 43 y el 45 % de los votos, el PN el 32-34 %, el PC el 14-16 % y el PI el 3-4 %.

Para la encuestadora Equipos, el actual partido de gobierno recibió el 44 % de los votos, el Nacional el 33 %, los colorados el 14 % y los independientes el 2,9 %.

Estas cifras coinciden a grandes rasgos con las últimas encuestas publicadas antes de las elecciones, que daban al FA entre el 41 y el 44 % de los votos, al PN una horquilla del 29,2% al 32% en intención de voto y al Partido Colorado (PC) entre el 13,5 y el 18 % de los sufragios.