Atrincherados y con al menos un rehén, según han informado medios franceses, se encuentran los sospechosos del atentado en París quienes señalaron que “quieren morir como mártires”,

Así lo ratificó a i-Tele el legislador Yves Albarello, quien confirmó que la policía logró establecer contacto telefónico con los presuntos terroristas que mataron a 12 personas en la revista satírica Charlie Hebdo por burlarse de Mahoma con dibujos cómicos.

La policía tiene acorralados a los hermanos Cherif y Said Kouachi que no han depuesto su actitud terrorista pese al incesante trabajo para reducirlos que incluso tuvo una dramática persecución y un tiroteo.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, declaró que hay un plan para “neutralizar a los responsables” del atentado contra Charlie Hebdo.