La Habana, Xinhua. El gobierno de Estados Unidos continúa con sus programas de subversión contra Cuba, para los cuales destinó US$205 millones en el período 1996-2011, informó este jueves el ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la isla.

Según una nota publicada en su sitio digital www.cubaminrex.cu, la dependencia dijo que esos planes encubiertos bajo el supuesto de promover la democracia en Cuba fueron examinados en febrero último por la Oficina de Auditoría del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por siglas en inglés).

Esos planes fueron realizados por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) y el Departamento de Estado, precisó el texto.

Agregó que del monto total dedicado por esas agencias en el tema Cuba, el 87% fue gastado desde 2004, o sea, los ocho años comprendidos entre el segundo gobierno de George W. Bush y el primero de Barack Obama.

El Minrex puntualizó que la cifra total no incluye los US$30 millones anuales destinados por Washington para financiar las transmisiones subversivas e ilegales hacia Cuba de las emisoras Radio Martí y TV Martí.

Tampoco se cuentan en la suma los fondos presupuestarios dirigidos de manera secreta a los programas y actividades de la comunidad de inteligencia que derivan de la política anticubana, ni los fondos discrecionales que el Poder Ejecutivo pudiera utilizar, también en secreto, para esos mismos fines, según la fuente.

"La sumatoria de todos esos fondos daría la medida real de los esfuerzos que aún hace el gobierno de Estados Unidos para apuntalar una política fracasada, a costa del bolsillo del contribuyente", subrayó la cancillería.

Aseveró, además, que el documento de la GAO "es sumamente revelador de la firme impronta del gobierno de Obama en esa política, y del fuerte impulso que le ha dado a la misma".

"Cabe preguntarse hasta cuándo el gobierno de Estados Unidos seguirá malgastando el dinero de sus contribuyentes, que bien pudiera emplear en dar respuesta a las expectativas de éstos de una relación constructiva y respetuosa entre ambos países", concluyó la nota.

Desde el triunfo de la revolución cubana en 1959, las sucesivas administraciones de Estados Unidos han ejecutado acciones de todo tipo para doblegar al proceso socialista liderado por Fidel Castro.

Cuba ha denunciado que durante el mandato de Obama se ha endurecido el bloqueo económico, financiero y comercial que el país norteño mantiene de manera unilateral sobre la ínsula caribeña.

El presidente cubano Raúl Castro ha expresado en varias ocasiones, desde que asumió el cargo en 2008, su disposición a un diálogo respetuoso sobre todos los problemas bilaterales, sin precondiciones o gestos previos, pero Washington ha guardado silencio al respecto.