Asunción, EFE. El canciller de Paraguay, José Félix Fernández Estigarribia, declaró este lunes que la visita que el presidente Federico Franco hará a España la próxima semana servirá para terminar de "reencauzar" las relaciones bilaterales.

"Creo que esta visita es el corolario para reencauzar nuestra relación. Para nosotros la relación con la madre patria es un tema muy importante y fundamental", dijo en rueda de prensa Estigarribia sobre la reunión que Franco mantendrá con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, el próximo 2 de abril.

"Tuvimos algunas diferencias el año pasado y la hemos ido reencauzando y eso culmina con esta invitación de España a visitar oficialmente el país", añadió el titular de Exteriores.

Franco anunció el viernes 22 que viajará a España en repuesta a una invitación cursada por Rajoy, con quien conversó cuando ambos coincidieron en la ceremonia de entronización del papa Francisco en el Vaticano, el día 19 pasado.

Sobre la agenda que el mandatario desarrollará en España, Estigarribia mencionó que todavía no está cerrada y que básicamente incluye "la audiencia y el almuerzo que ofrece el presidente Rajoy y reuniones empresariales que se llevarán a cabo antes y después de la entrevista" presidencial.

"Creo que la reunión es una agenda abierta entre ambos mandatarios (...) Por supuesto, se va analizar la instancia de la inversión española en América Latina, que es importante y que nosotros desearíamos que se amplíe", añadió.

El gobernante también prevé reunirse con representantes de la comunidad paraguaya residente en España.

"Hubiésemos querido saludar al rey (Juan Carlos). Como ustedes sabrán, está todavía convaleciente, por eso tampoco viajó a la asunción del nuevo papa, pero todo lo demás está previsto", añadió Estigarribia.

Tras su paso por España, el mandatario paraguayo se trasladará a Washington para presentar ante el Consejo de la Organización de Estados Americanos un informe sobre la situación de Paraguay, suspendido del Mercosur y la Unasur el 29 de junio pasado.

Ambos bloques regionales suspendieron a este país suramericano siete días después de la destitución del presidente Fernando Lugo en un controvertido juicio político parlamentario que, según el Mercosur y la Unasur, produjo un quiebre democrático al país.

Desde la aplicación de esas sanciones, Paraguay ha sido el gran ausente en los foros internacionales, como es el caso de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz (España), celebrada a mediados de noviembre y a la que este país suramericano no fue invitado, según lo confirmó en su día Franco.