El subsecretario del Interior Mahmud Aleuy, en el marco de su visita a La Araucanía, aseguró que los últimos hechos delictuales en la zona “no tienen nada que ver con aspectos políticos o étnicos” y anunció que el gobierno abordará este conflicto a través de políticas públicas, como la compra de tierra.

Tras reunirse con el intendente Francisco Huenchumilla, el subsecretario del Interior, Mahmud Alleuy, subrayó que el Gobierno chileno está determinado a aclarar todos los hechos de violencia que han afectado a la región de la Araucanía y a la provincia de Arauco (región de Biobío) y agregó que como autoridad “nos hemos ido construyendo la convicción de que opera una industria delictual que se manifiesta de distinta manera”.

La autoridad viajó en la mañana de este martes junto a un grupo de asesores para sostener varias reuniones con las policías, camioneros y autoridades regionales, entre ellos de la Conadi, con quienes abordó el tema de las compras de tierras y otras iniciativas contempladas en un plan de políticas públicas para mejorar la calidad de las comunidades de la región. Durante la jornada, Aleuy informó que ya fueron interpuestas las querellas por Ley de Seguridad del Estado, incendio, lesiones gravísimas y desorden público por los acontecidos el fin semana pasado en Pailahueque

El subsecretario formuló un llamado a “todo el mundo” para resolver el tema de la violencia en la zona y los convocó a realizar un “esfuerzo conjunto” para revertir el fenómeno delictual que azota a ese sector del país.

Cámara conectadas "a nada". Al ser consultado por el estado de las cámaras de seguridad dispuestas en 17 puntos en la Ruta 5 Sur, el subsecretario enfatizó que esa iniciativa es una herencia del gobierno anterior y que la actual administración debió modificarla, pues no cumplía con el objetivo de advertir hechos delictuales y actuar con rapidez. “Hoy hay solo 17 puntos con cámaras funcionando.

Esas cámaras hasta el 11 de marzo no estaban conectadas a nada. El 30 de agosto de este año se conectaron a la Central de Comunicaciones de Carabineros en Temuco. En total son 19 cámaras más siete dispositivos termales”, añadió.

La autoridad hizo hincapié en que estos dispositivos “permiten tener una prueba de los hechos delictuales que pueden producir en esa zona. Como ustedes saben no tenemos atribuciones para investigar, eso lo hace la Fiscalía y para que eso se produzca las policías tienen que entregarle pruebas contundentes y, en ese caso, las cámaras son fundamentales”. El subsecretario advirtió que hasta el 30 de agosto ello no ocurría, por lo que se debió instalar fibra óptica desde las cámaras para que se pudieran ser observadas desde dependencias de Carabineros (Cenco). Además, el gobierno contrató a 12 funcionarios para supervigilar los dispositivos las 24 horas. En el gobierno anterior, las cámaras no eran observadas en horario nocturno, período en el que se producen la gran mayoría de las acciones delictuales.

Flaco favor a la causa mapuche. El intendente de la región de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, llamó a la ciudadanía a “tener una mirada de Estado” para enfrentar lo que definió como “un conflicto tremendo, asimétrico y uno de los más graves que tiene el país”

Al ser consultado por las críticas respecto su desempeño como autoridad, Huenchumilla señaló: “siempre las críticas hay que recibirlas y se tienen que escuchar. Comprendo que cada persona que sufre esto, sufre un tremendo dolor personal y familiar, pero los que estamos en la construcción del Estado tenemos que tener la fuerza para entender que esto no es un problema fácil”.

Sobre los últimos hechos de violencia, la autoridad regional enfatizó que los autores “le hacen un flaco favor a la lucha justa del pueblo mapuche por su reparación recuperación de sus tierras”.