El gasto militar mundial en 2010 fue de US$1.630 billones, 1,3% más en términos reales que en 2009, según un informe difundido este domingo por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri).

Sudamérica registró la mayor subida regional con el 5,8%; seguida por África, con el 5,2%; Medio Oriente, con el 2,5%, y Asia y Oceanía, con el 1,4%.

El informe del Sipri resaltó que, en contra de la tendencia general en la región, en Venezuela el gasto militar bajó 27,3% y en términos reales ahora figura, ligeramente, por debajo del nivel de 2001.

Un cable fechado en Copenhague, por la agencia de noticias Efe, indica que esa subida es la menor registrada desde la oleada de crecimiento mundial en gasto militar que comenzó en 2001, destacó el Sipri, que la explica como una reacción retrasada a la crisis financiera y económica de 2008, sobre todo en el caso de Europa, donde el gasto en armas bajó 2,8% en 2010 con respecto a 2009.

Estados Unidos mantuvo su destacado liderazgo con un gasto de US$698.000 millones (482.000 millones de euros), el 43% del total y seis veces más que el siguiente país en la lista, China, que precede por este orden al Reino Unido, Francia, Rusia, Japón, Arabia Saudita, Alemania, India e Italia.

El gasto militar en EE.UU. se frenó pasando de una subida media anual del 7,4% entre 2001 y 2009, a un incremento del 2,8% el año anterior, aunque los presupuestos de la administración presidida por Barack Obama apuntan a que la inversión en defensa continúa recibiendo un "tratamiento privilegiado", según el Sipri.

La subida del gasto militar en Sudamérica, que alcanzó los US$63.300 millones en 2010 (44.000 millones de euros), se explica sobre todo por el crecimiento económico registrado en la región, menos afectada por la crisis mundial.

Razones geopolíticas explican también la modernización del sector militar de Brasil, líder regional, que quiere proyectar así "su poder e influencia" en la zona, señaló el Sipri.

Brasil aumentó su gasto militar 9,3% en 2010 y acaparó el 80% de la subida registrada en Sudamérica.

En el caso de Colombia, las amenazas de seguridad interna explican una subida del 7,2% el año pasado y un crecimiento del 72% con respecto a 2001.

Factores como la subida de los gastos personales, incluyendo salarios, jubilaciones y pensiones, se pueden aplicar también a muchos países, como Argentina, donde el gasto militar subió 6,6% el año pasado.

En África, el incremento del 5,2% con respecto a 2009 se debió al aumento del gasto de cuatro de los cinco líderes regionales en esa categoría, Angola, Argelia, Marruecos y Nigeria.