Andina. América del Sur fue la región del mundo que registró el mayor incremento en sus gastos militares durante el 2010, lo que significó un avance de 5,8% respecto al 2009, indicó este lunes un informe publicado por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz (SIPRI).

De acuerdo con el informe, la región gastó US$63.600 millones, debido a una buena salud económica.

“Este aumento continuo en América del Sur es sorprendente dada la ausencia de real amenaza militar para la mayoría de los países de esta región y la existencia de necesidades sociales más urgentes”, dijo la responsable de la división América Latina del programa del SIPRI sobre los Gastos militares, Carina Solmirano.

Los gastos mundiales en armamento, encabezados por Estados Unidos, registraron en 2010 su más débil aumento anual (1,3%) desde 2001, para totalizar US$1.630 millones.

En promedio, entre 2001 y 2009, los gastos militares mundiales aumentaron anualmente 5,1%. Si bien Estados Unidos disminuyó sus inversiones militares el 2010, continuó siendo el principal comprador de armas.

En Europa, la recesión económica condujo a los gobiernos a reducir los gastos militares en 2,8% en todo el continente, en particular en los países con economías más vulnerables de Europa central y del Este, así como en los países particularmente afectados por la crisis como Grecia.

“Por su parte, Asia tuvo un aumento de 1,4% a causa de la crisis económica”, agregó.

Finalmente, Oriente Medio gastó US$111.000 millones en armas, donde Arabia Saudita fue el principal contribuyente regional.

“En África, los grandes países productores de petróleo como Argelia, Angola y Nigeria aumentaron sus gastos en materia de armamento con un aumento promedio continental de 5,2%”, subrayó.