Naciones Unidas. La Asamblea General admitió estejueves a Sudan del Sur como miembro 193 de las Naciones Unidas, sellando la independencia del nuevo país de Africa tras décadas de conflicto.

El voto de la asamblea, por aclamación, siguió a la proclamación de independencia de Sudán del Sur en la capital, Juba, este sábado, luego de que el pueblo votara en un referendo de enero separarse de Sudán, una decisión que Jartum aceptó.

La asamblea rompió en aplausos cuando Sudán del Sur se convirtió en el primer país que se suma a la organización desde Montenegro en el 2006. El Consejo de Seguridad, que regula las solicitudes de adhesión a la ONU, recomendó la admisión el miércoles.

"Bienvenido, Sudán del Sur. Bienvenido a la comunidad de naciones", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "El presidente de la asamblea, Joseph Deiss, dijo que se trataba de un 'momento histórico y feliz'", agregó.

La bandera de Sudán del Sur con rayas negras, rojas y verdes con un triángulo azul y una estrella dorada a la derecha, se izó fuera de la sede de la ONU en Nueva York.

Las elecciones para la independencia de Sudán del Sur se realizaron bajo las condiciones del acuerdo de paz del 2005 que acabó con los 20 años de guerra entre el norte y el sur de Sudán, en los que murieron 2 millones de personas.

Sudán, el país más grande de Africa hasta ahora, se independizó en 1956 pero ha estado asediado por el conflicto entre el norte, mayormente musulmán y de habla árabe, y el sur, de africanos negros, donde muchos son cristianos o tienen creencias tradicionales.

Al presentar la resolución de admisión a la asamblea, el ministro de Justicia de Sudáfrica, Jeff Radebe, dijo que Sudán del Sur era una excepción a la práctica africana de adherirse a las fronteras coloniales y que "de ninguna manera crea un precedente para las tendencias separatistas".