Chicago. Los suicidios en Estados Unidos siguen las tendencias de la economía, aumentando en los malos tiempos y disminuyendo en los buenos, informaron el jueves investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El estudio, publicado en la edición en internet American Journal of Public Health, es el primero en observar las tendencias suicidas según la edad y los ciclos económicos y reveló que los estadounidenses que trabajan -de entre 25 y 64 años- son mucho más proclives al suicidio en épocas difíciles.

Los expertos observaron el impacto de los ciclos de negocios sobre las tasas de suicidio en Estados Unidos entre 1928 y el 2007. El equipo halló una correlación general entre las tasas de suicidio y los principales cambios en la economía estadounidense.

Por ejemplo, los suicidios aumentaron drásticamente durante la Gran Depresión, hasta llegar a un récord de 22 por cada 100.000 personas en 1932, por encima de los 18 por cada 100.000 en 1928.

No obstante, otras recesiones también mostraron un incremento en los suicidios, incluido el final del New Deal entre 1937-1938, la crisis del petróleo 1973-1975 y la recesión de 1980-1982.

Y las tasas de suicidio suelen caer durante los períodos de mayor prosperidad, como durante la Segunda Guerra Mundial y la expansión de una década entre 1991 y el 2001, lapso en el cual la economía floreció y hubo tasas bajas de desempleo.

"Saber que los suicidios aumentaron durante las recesiones económicas y disminuyeron durante las expansiones resalta la necesidad de aplicar medidas adicionales de prevención del suicidio cuando la economía se debilita", indicó en un comunicado James Mercy, director de la División de Prevención de la Violencia del Centro de Lesiones de los CDC.

"Es un hallazgo importante para los diseñadores de políticas y aquellos que trabajan en la prevención de suicidios", agregó el experto.