Minor Cardona, catedrático de Topografía de la Universidad Rafael Landívar, indicó que ambos países tienen la tecnología necesaria para rectificar el problema. “Hay ortofotos —fotografías aéreas— y estaciones de GPS (Sistema de Posicionamiento Global, en inglés), por lo que da vergüenza que no se respeten los tratados”, señaló.

El experto lamentó que las autoridades nacionales se hayan despreocupado de la situación. “Los números no engañan, la línea fronteriza entre Guatemala y México es recta de acuerdo al tratado (...) acá hubo negligencia”, aseguró Cardona.

Hermetismo. El ex canciller Gabriel Orellana cuestiona por qué el gobierno ha calificado el problema como secreto de Estado. “Este punto no debería ser tan secreto, porque se habla de la interpretación de un tratado que data del siglo XIX”, expuso.

“El tratado establece con bastante claridad los paralelos y meridianos en los que se ubican esos límites (...), lo que debemos cuestionar es por qué nosotros como ciudadanos no hemos tenido acceso a la totalidad de esa información”, dijo.

Según el canciller guatemalteco, Haroldo Rodas, no se puede profundizar, porque es un tema de seguridad nacional.

Rodas citó el artículo 30 de la Constitución Política, que se refiere a la publicidad de los actos administrativos, aunque exceptúa asuntos militares o diplomáticos de seguridad nacional.

“Ese artículo fue escrito con elástico, se puede alargar y acortar según lo que se quiera. Yo no acabo de entender por qué se oculta esa información, pero estoy seguro de que las autoridades no hacen bien en esconderla, porque se presta para muchas interpretaciones (...) No se debe abusar del secreto de Estado”, afirmó Orellana.

“Complicadito”. Al reconocer que no será un asunto sencillo de resolver, el presidente Álvaro Colom expresó: “Es un tema complicadito, porque no es una gran extensión —de territorio—, pero sí es una situación que estoy seguro se va a resolver”.

Colom afirmó que se reunirá con su homólogo mexicano, Felipe Calderón, el fin de semana en Paraguay, pero descartó que traten el asunto en esa ocasión.

“A ese nivel no se toca. Eso se trabaja a nivel de Cancillería. Todavía no ha pasado de esa comisión” integrada para analizar el tema, agregó.