Puerto Príncipe. Protestas y esporádicos disparos surgieron en la capital de Haití a última hora del martes luego de que las autoridades anunciaron que la elección presidencial irá a una segunda vuelta.

Los tiros se escucharon en algunas partes de Puerto Príncipe tras el anuncio de que la ex primera dama Mirlande Manigat y el oficialista Jude Celestin se enfrentarán en un decisivo balotaje en enero tras la turbulenta votación del 28 de noviembre.

La embajada de Estados Unidos en Haití emitió un comunicado suscitando cuestionamientos sobre los resultados anunciados, sugiriendo que podrían no ser consistentes con "la voluntad del pueblo haitiano".

Simpatizantes del candidato ubicado en tercer lugar, el popular músico Michel Martelly, incendiaron barricadas en el distrito Petionville y en un campo de sobrevivientes del devastador sismo de enero, cerca del palacio presidencial, dijeron testigos.

Los manifestantes gritaban apoyando a Martelly y contra el saliente presidente René Préval, y arrojaron botellas y piedras.

Policías fuertemente armados patrullaban las calles de la capital, la mayoría de las cuales estaban a oscuras, sin electricidad. Los policías obligaron a algunos de los manifestantes a desarmar las barricadas a punta de pistola.

El Consejo Electoral Provisional de Haití anunció los resultados preliminares oficiales nueve días después de que las elecciones presidencial y legislativa se celebraron en medio de acusaciones de fraude, protestas y esporádicos hechos de violencia en el empobrecido país caribeño, que también sufre una epidemia de cólera.

Manigat obtuvo el 31,37% de los votos en la primera ronda y Celestin el 22,48% de acuerdo a los resultados preliminares leídos para periodistas en Puerto Príncipe por el portavoz del Consejo Electoral Provisional, Richard Dumel Thibault.

El consejo electoral anunció los resultados preliminares sobre la base de apenas poco más de un millón de votos contabilizados, sobre un total de 4,7 millones de potenciales votantes registrados.

Martelly, que había advertido de protestas callejeras por parte de sus simpatizantes si los resultados no lo mostraban entre los dos primeros, finalizó tercero detrás de Celestin por una mínima diferencia, con el 21,84%.

En un comunicado a última hora de este martes, la embajada de Estados Unidos dijo que estaba preocupado porque los resultados eran "inconsistentes con" los recuentos en todo el país por "numerosos observadores domésticos e internacionales". El comunicado no dio mayores detalles.

"Estados Unidos, junto con socios de Haití de la comunidad internacional, está listo para apoyar los esfuerzos para revisar rigurosamente las irregularidades en apoyo de los resultados electorales que son consistentes con la voluntad del pueblo haitiano expresado en sus votos", señala el comunicado.

El balotaje entre los dos candidatos que sacaron más votos en las elecciones del 28 de noviembre fue anunciado luego de que ninguno de los 18 postulantes obtuvo más del 50% requerido para ganar en primera ronda.

El balotaje ha sido programado provisionalmente para el 16 de enero, pero la fecha aún debe ser confirmada por las autoridades electorales.

La comunidad internacional ha estado esperando que las elecciones, celebradas en medio de una mortífera epidemia de cólera, puedan producir un nuevo liderazgo estable y político para guiar la reconstrucción de Haití tras el devastador sismo del 12 de enero, que dejó más de 250.000 personas.