Tokio, Andina. Las autoridades japonesas decidieron suspender los trabajos para controlar el reactor 2 de la Central Nuclear de Fukushima debido a la alta radiación detectada en el ambiente, la misma que ronda los 500 milisierverts.

El riesgo de contaminación por radiación no cesa en esta central nuclear, afectada severamente por el terremoto de 9 grados en la escala de Richter y el posterior tsunami que se produjo en Japón el pasado 11 de marzo.

Mientras tanto, la agencia meteorológica de Japón advirtió que el viento de los alrededores de la zona donde se ubican los reactores dañados sopla en dirección a Tokio, por lo que se instó a tomar las medidas de previsión.

La prensa internacional informó que Tepco, la empresa operadora de la central nuclear de Fukushima, pidió crédito por un valor de 1,5 billones de yenes, lo que equivale a 13.100 millones de euros ó US$18.500 millones a los principales bancos del país.

El pedido de la exorbitante suma de dinero se debe a la necesidad de contar recursos para afrontar las consecuencias de los accidentes registrados en la central nuclear como consecuencia del terremoto.

Por otro lado, la Agencia Nacional de Policía de Japón informó que el número total de cadáveres recogidos hasta el momento asciende a 9 mil 301 personas, mientras que los desaparecidos son 13 mil 786, tras el terremoto de 9 grados en la escala de Richter y el posterior tsunami que azotó la costa noreste de este país el pasado 11 de marzo.

Informó que unas 13 mil 800 personas continúan desaparecidas y estimó que la cifra total de fallecidos podría exceder los 18 mil.

Solo en la prefectura de Miyagi, una de las zonas más azotadas por el terremoto, los fallecidos podrían ser 15 mil, indicó un vocero policial.