La Paz. El suspendido gobernador de Tarija, Mario Cossío, fue declarado “Huésped Ilustre” por la gobernación de Central y afianza su situación política en Paraguay, mientras en Bolivia la Cámara de Diputados exigió a la cancillería activar mecanismos diplomáticos para traerlo al país.

El gobernador del departamento Central de Paraguay, Carlos Amarilla, declaró este lunes “Huésped Ilustre” a la suspendida autoridad boliviana. En la ocasión, destacó la actitud democrática de su colega y abogó por una “Latinoamérica libre de ataduras”, según reportó el diario digital ABC.

La distinción institucional se la realizó poco después de que el vicepresidente del vecino país, Federico Franco, abogara por que la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) atendiera el pedido de refugio político del boliviano “para garantizar su vida y la de su familia, que infelizmente —dijo este jueves— hoy no lo tiene en su país”.

Aunque no fue explícito como Franco, el presidente Fernando Lugo recordó este miércoles 5 la “tradición” de su país de no negar refugio a extranjeros que lo solicitaron, aunque sostuvo que la Conare, presidida por un representante de la cancillería paraguaya, resolverá el pedido de protección “conforme a la ley”.

El domingo, el vicepresidente Álvaro García salió al frente de las declaraciones de Franco. Rechazo, afirmó, “de manera firme y contundente las declaraciones de cualquier funcionario extranjero que tenga que inmiscuirse en las características y cualidades de nuestras instituciones y de nuestras estructuras democráticas”.

La tarde de este martes, la Cámara de Diputados, controlada por el MAS, aprobó una minuta con dispensación de trámite y voto de urgencia, donde hace conocer al canciller David Choquehuanca la preocupación sobre las acciones de Cossío en Asunción que, según el documento, pretenden confundir a las autoridades paraguayas.

“Por tanto, esta Cámara solicita a nuestra Cancillería gestione por los canales diplomáticos correspondientes las acciones pertinentes para lograr su comparecencia ante la justicia boliviana, y responda por los presuntos hechos de corrupción que le imputan”, señala la minuta.

El gobernador tarijeño fue suspendido del cargo por la Asamblea Legislativa Departamental el 15 de diciembre, acusado de un daño económico al Estado de 1,3 millones de bolivianos en la compra de asfalto.

Una misión del gobierno, encabezada por la ministra de Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, se trasladó hasta Asunción para informar sobre la situación jurídica del acusado, que actualmente goza de “refugio provisorio” hasta que se resuelva su caso.

El vocero de palacio de gobierno, Iván Canelas, informó que se politizó la situación de Cossío en Paraguay. Afirmó que el mandatario Lugo tiene a un opositor en Franco, a quien acusó de una "actitud de extrema injerencia" en asuntos internos de Bolivia.

“Lo están viendo en la cancillería (una posición sobre la declaración de Franco), es un tema de la cancillería. Cualquier queja, reclamo, se lo va a hacer vía ministerio de Relaciones Exteriores, que es lo adecuado”, aseveró.

Canelas relacionó la distinción y apoyo a la suspendida autoridad con una retribución. “Han recibido homenajes en Tarija (las autoridades paraguayas)”, afirmó. Suxo indicó que respetarán la decisión de la Conare, según EFE. En La Paz, ANF reportó que Choquehuanca recibió a los ministros de Gobierno, Sacha Llorenti; Anticorrupción y al presidente de Diputados, Héctor Arce, para tomar acciones ante el posible refugio a Cossío. Se informó que los gobernadores Juan Ramírez, Juan Afara y Wálter Stoeckl apoyan el pedido de protección.

Caso de Cubas. La diputada Adriana Gil dijo que el gobierno debe recordar que cobijó a dos paraguayos sospechosos de la muerte de la hija del ex presidente Raúl Cubas.

Oposición saluda la distinción protocolar. La oposición celebró este lunes la distinción que le otorgó el gobernador del Departamento Central del Paraguay, Carlos Amarilla, al suspendido gobernador de Tarija, Mario Cossío.

El parlamentario del opositor Convergencia Nacional (CN) por Tarija, Luis Pedraza, saludó la declaratoria de “Huésped Ilustre” otorgada a Cossío, quien huyó al país vecino tras haber sido suspendido de su cargo, acusado de hechos de corrupción.

El legislador destacó, además, el hecho de que Amarilla haya recibido a la autoridad boliviana con todos los honores de acuerdo a su investidura, reconociéndole así, afirmó, que es gobernador por el voto de su pueblo, Tarija.

Pedraza denunció, en noviembre pasado, un complot contra la primera autoridad departamental, supuestamente organizado por el Movimiento Al Socialismo (MAS). El asambleísta del oficialismo Lino Condori fue designado interinamente gobernador.