Cinco talibanes detenidos en la prisión militar estadounidense de la Bahía de Guantánamo, en Cuba, aceptaron ser trasladados a Qatar, una medida que según Afganistán ayudará a impulsar el incipiente proceso de paz, dijo el sábado un portavoz del Gobierno en Kabul.

El traslado de reclusos es parte de los esfuerzos estadounidenses por llevar a los rebeldes talibanes a la mesa de negociaciones, a fin de evitar una prolongada inestabilidad en Afganistán una vez que todas las tropas de combate abandonen el país asiático en el 2014.

"Esperamos que este sea un paso positivo en los esfuerzos de paz", dijo a Reuters el portavoz Aimal Faizi, y agregó que los detenidos talibanes se reunirían con sus familias en Qatar si se lleva a cabo el proceso.

Se trata de una de una serie de medidas de buena voluntad que podrían catapultar las primeras negociaciones políticas sustanciales sobre el conflicto en Afganistán desde que el régimen talibán fue derrocado en el 2001 por la invasión liderada por Estados Unidos.

Un año después de ser dada a conocer, la iniciativa del presidente Barack Obama podría ofrecer pronto a Estados Unidos la oportunidad de negociar el fin de la guerra, iniciada en respuesta a los ataques de Al Qaeda perpetrados el 11 de septiembre del 2001.

Pero el proceso de paz también representa algunos riesgos para Obama.

El mandatario demócrata encara un posible revés político antes de las elecciones presidenciales en noviembre, puesto que su Gobierno considera respaldar un acuerdo que entregaría cierto grado de poder a los talibanes, conocidos por su brutalidad y su interpretación fundamentalista del Islam.

Pese a meses de esfuerzos secretos de diplomacia, sigue sin estar claro si la transferencia de prisioneros efectivamente se realizará.

Existen crecientes dudas respecto a si los líderes talibanes están dispuestos a lidiar con la posible oposición de grupos menores y miembros más extremistas de sus filas que rechazan las negociaciones.

El máximo asesor de Karzai, Ibrahim Spinzada, visitó esta semana la instalación militar en la Bahía de Guantánamo para lograr el consentimiento de los cinco prisioneros talibanes sobre su traslado a Qatar.

El Gobierno de Kabul exigió que los cinco altos miembros del antiguo régimen talibán, retenidos en Guantánamo por más de una década, aceptaran ser enviados al pequeño Estado del Golfo Pérsico, donde quedarían bajo la custodia de Qatar.

Funcionarios estadounidenses esperan que la iniciativa de paz obtenga el suficiente impulso como para permitir que Obama anuncie el inicio de negociaciones formales entre el Gobierno de su par afgano, Hamid Karzai, y los talibanes durante una cumbre de la OTAN en mayo.