Quito. El tema económico será el eje transversal de la XI Cumbre de la Alianza Bolivariana  para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que se realizará este domingo en Caracas. Así lo informó el embajador de Venezuela en Ecuador, Rodolfo Sanz, en diálogo con la Agencia de Noticias Andes.

El diplomático indicó que se realizará un balance del estado de las empresas transnacionales, creadas entre los países miembros, para relanzarlas y promover su desarrollo en base a los objetivos trazados.

“El ALBA debe apuntar a convertirse en un sistema económico que sea alternativo a lo que hasta hoy ha sido la economía de libre mercado”, dijo Sanz y refirió que el comercio entre los países del organismo regional no es hasta ahora significativo.

En este sentido, expuso que, por ejemplo, las transacciones entre Ecuador y Venezuela a través del Sistema Único de Compensación Regional (Sucre) registraron en 2011 un monto de US$210 millones.

La meta para 2012 es alcanzar los US$400 millones, declaró el embajador Rodolfo Sanz durante la entrevista con Andes.

“Ahora son cerca del 20% de todo el comercio que se tranza entre Venezuela y Ecuador, que está por encima de los US$1.500 millones.

Esperamos que con el impulso que le van a dar los presidentes en la Cumbre, el Sucre pudiera estar llegando, al cierre del 2012, a unos US$600 millones, de los cuales 400 seguramente será el comercio entre Ecuador y Venezuela que ha sido el más dinámico en los últimos dos años”.

Los ítems que Ecuador ha vendido a Venezuela son arroz, leche, atún enlatado, productos químicos (para el desarrollo de la producción agrícola), y el en área automotriz en la cual el país caribeño entregó, el 2011, 5.000 licencias para que la empresa KIA coloque sus vehículos.

En tanto, Quito ha comprado urea (101 mil toneladas en 2011), derivados del petróleo y fertilizantes para la agricultura, contó el embajador Sanz. Par el 2012, Venezuela tiene previsto vender 150  mil toneladas de urea.

La víspera de la Cumbre, el viernes, habrá un encuentro de movimientos sociales de los países de la Alianza Bolivariana, que –previo a una deliberación- elaborarán un manifiesto que será entregado a los mandatarios de la región.

“Será un encuentro de todos aquellos sectores sociales que en cada uno de nuestros países impulsan el desarrollo de una opción que conduzca a la construcción de un poder popular”, explicó el embajador.

En la Cumbre, algunos países caribeños, entre los que se encuentra Haití, formalizarán la solicitud para adherirse al ALBA.

San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Dominica, Nicaragua, Cuba, Bolivia, Ecuador y Venezuela son los países que integran el organismo de integración regional, creado en Cuba, en diciembre de 2004.

Todos los mandatarios de los ocho países signatarios de la Alianza han confirmado hasta ahora su participación en la Cumbre de Caracas.