La Paz. El Silala y la demanda boliviana de una salida al mar, son los puntos que han obstaculizado la firma de una declaración de las misiones de alto nivel de los gobiernos de Chile y Bolivia que se reúnen en La Paz.

El ministro de RR.EE. de Bolivia, David Choquehuanca, afirmó en la noche de este martes que el tema marítimo no ha sido suprimido de las discusiones bilaterales, pero advirtió que éste no es un tema que será debatido a través de los medios.

Ante la imposibilidad de acordar la redacción final de un documento, las representaciones de los dos países optaron por abrir un segundo cuarto intermedio, dijo La Prensa de Bolivia.

Ésta es la primera vez que la mesa demora tanto tiempo para dar a conocer sus conclusiones.

La conversaciones han estado a cargo de los vicecancilleres de ambas naciones y los cónsules –Chile y Bolivia rompieron sus relaciones diplomáticas, por lo que los lazos se establecen a nivel consular.

El vicecanciller chileno, Fernando Schmidt, afirmó que “tenemos muchísimo que avanzar, tenemos muchos elementos que se van a dar a conocer oportunamente, obviamente habrá diferencias, por supuesto, pero esas diferencias no obstan a que podamos encontrar los mecanismos para poder resolverlas a largo plazo".

Según el diario chileno La Tercera, en el punto donde hay acuerdo es en habilitar las instalaciones en el puerto de Iquique para el libre tránsito del comercio desde Bolivia, de acuerdo a lo estipulado en el tratado de Paz y Amistad de 1904.

El medio señala que fuentes oficialistas chilenas han indicado que uno de los problemas para redactar el documento final, radica en la forma en que se redactará la mención al tema marítimo.