El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, aseguró este martes que debe "estar preparado" para sumir el cargo al día siguiente en caso que el senado vote por el juicio político y suspenda por seis meses a la presidenta Dilma Rousseff.

"Estoy en una situación muy difícil. No puedo, por respeto al Senado, tratar la formación de un eventual gobierno, pero tengo que estar preparado para asumir el gobierno al día siguiente si se decide por el alejamiento temporario de la señora presidenta", dijo Temer al bloguero Jorge Bastos Moreno, del diario O Globo.

Temer reveló que hubo sondeos pero no ofrecimientos de cargos con varios dirigentes políticos y quedó "con muy buena impresión" de Henrique Meirelles, ex titular del Banco Central en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva a quien desea tener como ministro de Economía.

También expresó que le "gustaría tener la participación" del senador José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), al que consideró "fundamental frente a la expectativa de asumir el gobierno".