El pueblo de Sarayacu se mantiene en alerta ante la posible llegada de la fuerza pública a su comunidad para cumplir el anuncio del presidente Rafael Correa, de solicitar a los prófugos ex asambleísta Cléver Jiménez, su asesor Fernando Villavicencio y el médico Carlos Figueroa.

Miembros de la nacionalidad quichua informaron que se observó movimiento militar a 30 kilómetros del centro de la comunidad en el sector de Villano, pero no descartan cualquier ingreso de la policía o el ejército por tierra.

José Gualinga, dirigente sarayacu, se mostró tenso ante la posibilidad de que intenten ingresar a lo largo de este lunes, ya que en toda la Amazonía se celebra el día de las nacionalidades. “Mientras en el Puyo y otras capitales están de fiesta y en otras preocupaciones, pueden llegar por sorpresa”.

Gualinga aseguró que las tres personas ya no se encuentran en su comunidad. “Ya no tenemos control sobre ellos, en este momento ya no están en las fronteras de Sarayacu y carecen de nuestra protección, ya no están con nosotros”, dijo a este Diario el dirigente.

Se trató de una decisión para precautelar la seguridad del pueblo que los acogió.

Su declaración se enmarca con la de otros dirigentes de la comunidad que dijeron hace algunos días que los tres perseguidos no estaban en la zona.

La tensión de una incursión no cambió los planes de la comunidad que inició este lunes los preparativos para la gran fiesta de la Pachamama el próximo 17 de mayo. Familias de todos los lugares y puntos más alejados ya se instalan en el centro de la plaza (que fue asediada el pasado 24 de abril por helicópteros de la policía) para iniciar la preparación de la chicha de yuca, su bebida tradicional para la fiesta.

Reacción gubernamental. Mientras tanto, el presidente Rafael Correa en su cuenta de Twitter escribió que: Dirigentes sarayacus “denuncian” operación militar “Limpieza Sarayacu”. ¡Qué manera de mentir! Hasta el nombre es un absurdo. Todos a rechazar tanta falsedad y manipulación".