El canciller expresó profundas reservas sobre la posibilidad de ayuda de ese país para determinar cómo murió el fiscal Alberto Nisman, en una entrevista con el Washington Post.

“No entiendo porqué piensan que el FBI puede resolver problemas en todo el mundo”, afirmó el canciller argentino ante la consulta del diario estadounidense sobre pedidos de algunos legisladores argentinos y estadounidenses para que el FBI ayude a investigar y de una oferta de ayuda por parte del gobierno de Estados Unidos, y completó: “Hay algunos problemas en Estados Unidos que el FBI no pudo resolver”.

“Hay algunos problemas en los Estados Unidos que el FBI no puede resolver”, comentó Timerman al Washington Post en una entrevista telefónica que ofreció desde Buenos Aires, y señaló que “la única cosa en que los argentinos creen es en el sistema judicial”.

“No se por qué ellos creen que el FBI puede resolver problemas en todo el mundo”, agregó en referencia a algunos legisladores argentinos y estadounidenses que realizaron llamadas a la agencia federal de investigación e inteligencia de EEUU para que ayude a investigar.

En ese sentido, el periódico sostuvo que un funcionario del Departamento de Estado dijo que la Casa Blanca ofreció asistir a las autoridades argentinas en sus investigaciones en la muerte del fiscal, aunque Timerman mencionó que no estaba al tanto de la oferta.

En conversación realizada el lunes, el canciller rechazó además la denuncia de Nisman.

“No voy a tirar por la ventana mi historia, la historia de mi familia, la historia de mi gobierno, la historia de mis amigos que fueron asesinados durante la dictadura. No voy a hacer eso”, aclaró, y añadió "¿Para qué? ¿Para conseguir qué? ¿Petróleo?”, afirmó Timerman.

Por último, el titular del Palacio San Martín señaló que ni él ni la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se beneficiarían de la muerte de Nisman. “¿Quién ganó teniendo al señor Nisman muerto?", preguntó, y respondió en forma contunden: “No yo. No la Presidenta”.