Medicina Legal dio a conocer este martes el informe de la necropsia realizada a los cuerpos de los uniformados asesinados el pasado sábado por miembros de las Farc.

De acuerdo con el doctor Carlos Eduardo Valdés Moreno, director del instituto, el informe arrojó las siguientes conclusiones:

- Se verificaron plenamente las identidades de las cuatro personas.

- En todos los casos las muertes obedecieron por el paso de proyectiles de armas de fuego a alta velocidad.

- En todos los casos los orificios de entrada fueron posteriores y la trayectoria de los proyectiles fue de atrás hacia adelante.

- En tres de los casos, los impactos de armas de fuego se dieron en el cráneo y en el tórax. Los residuos de pólvora indican que los disparos se hicieron a una distancia menor a metro y medio.

- En todos los casos los tiempos de deceso son coincidentes.

El sábado 26 de noviembre fueron asesinados el coronel Edgar Yesid Duarte, el teniente Elkin Hernández, el sargento Libio Martínez y el teniente de policía Alvaro Moreno, quienes estaban secuestrados de las FARC desde hacía más de diez años.

Los cuatro secuestrados fueron asesinados por miembros de las FARC luego de combates entre los guerrilleros y el Ejército, que realizaba un operativo de búsqueda en el Caquetá.

Martínez, secuestrado el 21 de diciembre de 1997, era el secuestrado más antiguo de Colombia. Duarte era el uniformado de más alto rango entre los policías y militares que aún secuestrado de las Farc. Los cuatro secuestrados llevaban entre 12 y 13 años de cautiverio.

Tras realizar la necropsia respectiva en Medicina Legal, los cuerpos de los uniformados fueron entregados a los familiares para que a partir de las 9:30 a.m. del martes se realicen las exequias colectivas en la Catedral Primada de Bogotá.