El presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, consideró que los aportes económicos transparentes de los grupos empresariales a las campañas electorales, "sincerarían" una situación que viene ocurriendo "debajo de la mesa" en nuestro país.

"Hoy y 'debajo de la mesa' hay varias importantes empresas que financian no una sino dos, tres o cuatro candidaturas tratando de asegurar un resultado (electoral)", manifestó en declaraciones a la agencia Andina en el marco de la CADE 2015 que se realiza en Paracas.

Fue al ser consultado por las exposición, en este mismo foro, del presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Martín Pérez, quien señaló que los empresarios tienen la responsabilidad de avanzar en el aporte de manera transparente a las campañas políticas.

El exprocurador anticorrupción refirió que no habría inconveniente en que los empresarios financien las campañas electorales, siempre y cuando los aportes sean transparentes, se establezcan ciertos limites a esa contribución y los partidos políticas cumplan con rendir cuentas ante las autoridades competentes sobre los ingresos económicos entregados a sus organizaciones con fines proselitistas.

"El problema es si con ese financiamiento se captura a un candidato, o si es una forma de 'invertir' para cobrar luego favores una vez que se está en el poder", expresó al recordar que situaciones de ese tipo han generado una serie de debates en diversos países del mundo.

Ugaz sostuvo que las agrupaciones políticas incumplen con dar a conocer detalles sobre sus financiamientos e incluso presentan información falsa, y que a pesar de ello y de revelarse que han incurrido en irregularidades, no reciben sanciones efectivas.

El máximo directivo de la Confiep aseveró, en sus expresiones de anoche, que el aporte transparente no tiene por fin "comprar favores o partidos", sino fundamentalmente es apostar por la democracia.

Ugaz abogó para que las campañas electorales se desarrollen de manera transparente y no haya "dinero sucio" involucrado en este tipo de actividades democráticas a fin de preservar la institucionalidad y evitar futuros actos de corrupción.

José Ugaz fue designado en octubre del 2014 como presidente de Transparencia Internacional, organización global que se centra en la lucha contra la corrupción.