En una entrevista concedida a la agencia EFE, con sede en Asunción, Riera declaró al periodista Santi Carneri que la corrupción afecta a 25% de los jueces del país, a los que no ha podido apartar aún de sus puestos. “Desde que yo estoy en el cargo hemos tenido 25% (de jueces) que a mi criterio jurídico teníamos que haber sancionado”, dijo.

Riera afirmó que muchos de los magistrados cuestionados consiguen salvarse de ser suspendidos gracias a los votos del tribunal del Jurado de Enjuiciamiento.Según el Consejo de la Magistratura, hay unos 1.300 funcionarios judiciales en Paraguay, entre jueces, fiscales y defensores públicos, de los que unos 500 están denunciados en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados por casos de corrupción, narcotráfico y otros presuntos delitos.

“Hay que depurar el Poder Judicial, destituir a los corruptos”, sostiene Riera, quien lleva un año y dos meses a cargo del organismo encargado de la selección de funcionarios judiciales en el país.

“El narcotráfico está infectando a todos los poderes, jueces, fiscales, legisladores, funcionarios de todos los poderes del Estado están vinculados, y en mi opinión una de las claves es el Poder Judicial”, dijo.

El reciente asesinato de un periodista de investigación en la zona fronteriza, atribuido por la Fiscalía a un alcalde (intendente) fugado del gobernante Partido Colorado vinculado a un clan con lazos comerciales en Brasil, ha abierto un debate sobre los presuntos lazos de políticos, jueces y fiscales con el narcotráfico.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Suramérica, que se cultiva en las regiones fronterizas con Brasil, receptor del 80% de la cosecha, según las autoridades antinarcóticas.

ANR y PLRA. Riera acusó a los partidos políticos de financiarse con dinero negro y aseguró que el Partido Colorado y el Liberal, las dos principales agrupaciones del país, han convertido al sistema judicial “en un mecanismo prebendario”, según el cual se reparten los cargos. “El Poder Judicial no funciona” , se lamentó Riera. “Este es el Poder Judicial al que la gente le pide justicia barata y rápida”, añadió.

Riera reconoció que la Corte Suprema de Justicia “está desprestigiada, no ahora, sino hace rato y está siendo permanentemente cuestionada por la ciudadanía y los medios de comunicación”.

Uno de sus miembros “no aguantó y salió a defenderse y lo que hizo fue comprometer a mucha gente con informaciones que el pueblo desconocía”, opinó en referencia a Víctor Núñez.

Hay expedientes sin juez. “Tenemos juzgados con expedientes hasta el techo y sin juez, funcionarios que han pasado ocho años sin que nadie le haya llamado ni una vez para ser evaluados y dar cuentas de su trabajo”, afirmó el titular del Consejo de la Magistratura, Enrique Riera. Agregó que más de 500 plazas de funcionarios judiciales están vacantes debido a la “desidia institucional” arrastrada desde la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

“Hay una decisión política que quizá la gente no vea, que es separar el gobierno y la Justicia del partido”, declaró. A eso se suma la obligación de los entes públicos de transparentar sus cuentas, salarios y nombres de funcionarios, indicó.