La titular del Consejo de Ministros, Ana Jara Velásquez, exhortó este martes a toda la clase política a debatir "con ideas y no con insultos" y pidió no caer "en el juego sucio" para evitar generar desconfianza en el país.

En declaraciones efectuadas durante la supervisión del almacén general de Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), explicó que no contribuiría en "el clima enrarecido" en el que incurrió cierto sector político.

"Debatamos con altura, con ideas, con propuestas, no caigamos en el juego sucio del insulto, no generemos ni sembremos desconfianza en el país, los peruanos necesitamos seguir fortaleciendo nuestra economía y generar el bienestar social, en nada abona este fuego cruzado dentro de determinados personajes políticos", indicó.

Dijo que el Poder Ejecutivo está abocado a trabajar, al tiempo que debe aceptar las críticas y, para responderlas, es necesario "exhibir resultados y muestras del trabajo, porque para debatir ideas políticas, se usan ideas políticas".

"El insulto, el golpe bajo, la utilización de la familia, la agresión a las mujeres es algo que nosotros no permitimos. La exhortación va a toda la clase política, he leído todo tipo de comentarios en las redes sociales de (Daniel) Urresti y de otros actores políticos, la misma vara con la que tratamos a un ministro de Estado debe operar para cualquier ciudadano", añadió.

Sin embargo, la titular de la Presidencia del Consejo de Ministros precisó que no abonaría al "ambiente enrarecido de dimes y diretes en la clase política", pues su responsabilidad es coordinar y apoyar la gestión pública del Mandatario.

Jara refirió que cada ministros sabe la responsabilidad que tiene sobre sus hombros, pero que no puede ni debe ponerle, como coloquialmente se dice, "el bozal al buey", debido a que toda persona tiene derecho a la libertad de expresión y de pensamiento.

"Pero este derecho termina cuando empiezan el de los demás, lo que me corresponde es pronunciarme cuando existan excesos o se lesione el derecho de terceros, cuando el ataque político involucra a personalidades o personas que nada tienen que ver en la critica política, no debemos pasar esa línea delgada de la ética", dijo.

En otro momento, aseguró que tuvo una "conversación larga" con el ministro del Interior, Daniel Urresti, sobre sus comentarios en las redes sociales, aunque sostuvo que "no revelaría detalles" de esta reunión.

"Lo que me corresponde es seguir trabajando y expresarle a la ciudadanía que la clase política debe estar a la altura de sus expectativas, así como nosotros rechazamos cualquier tipo de agresión o violencia contra personas que no tienen que ver en el debate político, (...) lo propio exigimos de la oposición", manifestó.