Lima. El presidente del Congreso, Fredy Otárola, aseguró que su gestión será firme con aquellos malos elementos que traicionando el voto popular, usan el Parlamento para obtener beneficios personales.

“El Congreso es importante por eso hay que sostenerlo. Vamos a ser firmes con aquellos malos elementos que defraudando y traicionando el voto popular, utilizan al Parlamento para beneficio personales. A ellos se le están sancionando con todo el peso de la Ley”, remarcó, en un encuentro con pobladores de Puente Piedra.

Con ese marco, Otárola pidió a la ciudadanía no confundir la labor del Parlamento con la actuación de algunos “malos elementos” que dañan a la institución.

“Si no hay Congreso no hay democracia; si no hay democracia hay dictadura; y si hay dictadura hay corrupción y violación de derechos humanos”, agregó.

Las palabras del titular del Legislativo se dan en una semana donde el pleno sancionó con 120 días de suspensión a los legisladores Julio Gagó (Fuerza Popular) y Cenaida Uribe (Gana Perú) por violaciones al Código de Ética Parlamentaria.

Puente Piedra. Otárola Peñaranda sostuvo hoy una jornada de trabajo con más de 300 pobladores del centro poblado “Parque Caliche” del distrito de Puente Piedra, quienes solicitaron apoyo para concretar obras esperadas hace más de 20 años.

En esa línea, adelantó que el Congreso hará gestiones ante los organismos competentes del Estado para que unas 40,000 familias de diferentes asentamientos humanos de Puente Piedra se beneficien con títulos de propiedad y la construcción de obras de agua, desagüe y electrificación.

Durante su discurso, Otárola dijo que se ha avanzado en un 80 % el empadronamiento.

“Este es el primer paso y allí no habrá problemas. Haremos un seguimiento para que esto se logre y en una ceremonia pública entregaremos los títulos de propiedad. Espero que sea pronto”, expresó.

En ese sentido, anunció que un equipo de su despacho coordinará con los dirigentes de base y organizaciones en todos los temas que el Congreso puede apoyar y canalizar para la rápida ejecución de pistas y veredas, agua y desagüe, muros de contención y títulos de propiedad.

“Ustedes no tiene nada que agradecer, es el Estado que está cumpliendo y cuando vayan a reclamar título de propiedad, pistas y veredas no están pidiendo limosna, están pidiendo que le devuelvan un poco de dinero que aportaron con sus impuestos. Por eso se tiene que ir con firmeza”, indicó.