El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, favorito en las encuestas de opinión, fue sometido hoy (22.04.2018) a un fuerte escrutinio de sus rivales en el primer debate de los cinco candidatos a la Presidencia de México, que estuvo centrado en la inseguridad y la corrupción.

"Todos están aquí contra mi, echándome montón", argumentó López Obrador al verse sometido a un fuerte asedio dialéctico de sus rivales, sobre todo al criticarle su propuesta de amnistiar a los criminales encarcelados por hechos violentos o narcotráfico.

Amnistía a criminales. "La amnistía no significa impunidad", explicó López Obrador, que dijo que su planteamiento había sido manejado "de manera malintencionada" como si quisiera sacar de prisión a todos los delincuentes. Según explicó, piensa convocar a foros después de ganar las elecciones, a los que invitará al papa Francisco y otras personalidades, para buscar soluciones al tema de la violencia.

En el debate participaron López Obrador, el opositor conservador Ricardo Anaya, el oficialista José Antonio Meade y los independientes Jaime Rodríguez "El Bronco" y Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012).

Los tres segmentos del debate. El primero de los tres debates, de una hora y 50 minutos, estuvo centrado en el tema "Política y Gobierno", dividido en tres segmentos: seguridad y violencia, corrupción e impunidad, y democracia y grupos vulnerables. No habían pasado los diez primeros minutos de debate cuando los rivales de López Obrador empezaron a arremeter contra el puntero por sus propuestas y por supuestas propiedades no declaradas. López Obrador evitó contestar varios de los golpes, aunque en algunos casos los respondió.

También recibió cuestionamientos Anaya, principalmente por parte de Meade, que quiere arrebatarle el segundo lugar, y de Zavala, su excorreligionaria en el Partido Acción Nacional (PAN), que fue una de las participantes más ágiles.

Sátira en las redes sociales. Las redes sociales en México se tomaron hoy con humor el debate electoral que enfrentó a los candidatos presidenciales para las elecciones del próximo 1 de julio. La etiqueta #DebateINE fue tendencia durante toda la noche en Twitter debido a los numerosos mensajes sobre la contienda entre el izquierdista López Obrador, el conservador Anaya, el oficialista Meade y los independientes Zavala y Rodríguez.

Las redes se inundaron de comentarios y montajes fotográficos satíricos para ridiculizar algunos de los detalles que protagonizaron el debate electoral. La propuesta de Rodríguez, conocido como "el Bronco", de "mocharle (cortar) la mano" a los corruptos generó numerosos memes que mostraban políticos sin brazos, entre ellos el presidente Enrique Peña Nieto.

Decididos a recortar distancias en la campaña presidencial, los candidatos cuestionaron el pasado político de López Obrador, sus alianzas con políticos cuestionados y propuestas sobre revocación de mandato y la venta del avión presidencial.

Revocación de mandato presidencial cada dos años. El candidato de la alianza encabezada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) aseguró que de ganar las elecciones se someterá cada dos años a la revocación de su mandato presidencial. Rodríguez, conocido popularmente como "el Bronco", dijo que estaría dispuesto a explorar esta iniciativa aunque la también independiente Margarita Zavala la calificó de artimaña porque lo realmente importante de un político es que cumpla sus promesas.

Según la mayoría de los analistas, no se espera que el debate marque un cambio de tendencia, pero sí que permita a los indecisos conocer mejor las distintas opciones. El ejercicio, que se realizó en el Palacio de Minería de Ciudad de México, sirvió para presentar por primera vez a los cinco aspirantes en un mismo lugar interactuando entre sí.