Washington. El número de estadounidenses que pidieron por primera vez el seguro de desempleo subió más de lo previsto la semana pasada, cuando varios estados reportaron un incremento vinculado con la tormenta tropical Isaac.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo crecieron en 15.000 a un total desestacionalizado de 382.000, el nivel más alto en dos meses, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Los analistas encuestados por Reuters esperaban 370.000 pedidos para la semana pasada desde la cifra original de 365.000 de la semana pasada, revisada a 367.000.

Un funcionario del Departamento del Trabajo dijo que Isaac, que azotó a partes del país, representó unas 9.000 de las solicitudes presentadas la semana pasada.

Sin embargo, incluso si se tiene en cuenta la tormenta, el informe sugirió que hubo una escasa mejora en el mercado laboral después de que el crecimiento del empleo se desacelerara con fuerza en agosto.

"Las solicitudes marchan en la dirección incorrecta, son un poco deslucidas y peores a lo esperado. Esto podría haber sido impactado por la tormenta tropical, pero incluso sin eso, esto no es lo que queremos ver (...), la situación del mercado laboral es mala", dijo Wayne Kaufman, analista de John Thomas Financial en Nueva York.

El promedio móvil de cuatro semanas, considerado más confiable porque suaviza la volatilidad del dato semanal, subió en 3.250 solicitudes a 375.000, un máximo desde mediados de julio.

La economía estadounidense creó 96.000 empleos el mes pasado, mucho menos que los 141.000 abiertos en julio. Si bien la tasa de desempleo bajó a un 8,1% desde el 8,3% de julio, se debió a que más estadounidenses dejaron de buscar trabajo.

Esta debilidad del mercado laboral impulsaría a la Reserva Federal a lanzar una nueva ronda de estímulo monetario este jueves.

El número de personas que siguió recibiendo beneficios por desempleo tras pedir una primera semana de ayuda cayó en 49.000 a 3,28 millones en la semana terminada el 1 de septiembre, según las cifras conocidas este jueves.