El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha perdido total legitimidad y todos sus integrantes deben irse, sostuvo hoy el titular de Transparencia Internacional, José Ugaz, al lamentar que hayan absuelto al magistrado Alfredo Quispe Pariona.

"Hay una sensación de indignación y vergüenza ajena porque estos magistrados deciden la suerte de los jueces y fiscales del país (...) Se ha perdido legitimidad y solvencia moral, por eso creo que deben irse todos", declaró a la Agencia Andina.

Ugaz indicó que el malestar no solo es por Quispe Pariona, sino también por los cuestionamientos que pesan sobre el resto de miembros del CNM.

"Lo de Quispe Pariona es grosero , ha justificado su conducta, pese a que en el audio reconoce haberse enriquecido y pagado la carrera de sus hijos con dinero mal habido, pero también se cuestiona al actual presidente por haber dirigido una academia para jueces y estar en situación de conflicto de intereses, y otro magistrado no reconoce a sus hijos", señaló.

"¿En manos de quiénes el Perú se está entregando la capacidad de designar a los jueces que mañana decidirán sobre la libertad de las personas y el patrimonio de los ciudadanos?. Esto es sumamente grave", añadió Ugaz Sánchez Moreno.

Recordó que actualmente está en proceso la designación tres miembros de la Corte Suprema y fiscales supremos, pero "estos personajes, con los pergaminos morales y legales que tienen, están descalificados para designarlos".

A su juicio, si el pleno actual del CNM no tiene dignidad para renunciar corresponderá al Congreso vacarlos y a la sociedad civil movilizarse para hacer sentir su voz de protesta, como está previsto que suceda el próximo lunes.

"Si uno ve la foto actual del pleno todos tienen un tipo de cuestionamiento. No hay otra opción, tienen que irse todos", insistió.

Durante su sesión del último lunes, el CNM absolvió al suspendido magistrado Quispe Pariona, involucrado en actos irregulares y sindicado en un presunto acoso sexual en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, acusaciones que su abogado niega.

De los seis magistrados, cinco votaron a favor de levantar su suspensión; solo el entonces titular del organismo, Pablo Talavera, votó en contra. Después de ello presentó su renuncia irrevocable.