Madrid, Andina. Seis días después de sufrir un estrepitoso descalabro electoral, los socialistas españoles abrieron el proceso para designar al sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero como líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con la convocatoria del Congreso, informó este domingo la prensa.

El Comité Federal socialista, máximo órgano de dirección entre congresos, se reunió en Madrid para poner en marcha el relevo al frente de la formación y analizar los resultados en los comicios del 20 de noviembre, en los que se impuso por mayoría absoluta el conservador Partido Popular (PP).

El 38 Congreso Federal del PSOE se celebrará en Sevilla del 3 al 5 de febrero próximos, indica una nota publicada en el diario El Universal.

En su discurso, Rodríguez Zapatero admitió que el partido salió "herido" en las elecciones y pidió un "debate robusto" para poder volver a ser una alternativa de gobierno.

El saliente jefe de gobierno español señaló a "las consecuencias adversas de la crisis" como la causa de la derrota del PSOE y aseguró que "hemos hecho lo necesario para evitar que ocurriera lo que en otros países, que han perdido autonomía interna".

Aunque ninguno de los dos se ha postulado oficialmente, en el partido se da por hecho que tanto el candidato socialista a las pasadas elecciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, como la ministra en funciones de Defensa, Carme Chacón, optarán a suceder a Zapatero.

Ayer, Rubalcaba defendió su programa electoral como pauta que "puede marcar las líneas maestras por donde debe discurrir” el trabajo del PSOE “en la oposición".

La designación del líder está abierta a todos los militantes socialistas, siempre que consigan 10% de los avales del Comité Federal, y a quienes logren de manera directa 20% de los avales de delegados del Congreso Federal.