Ciudad de México, Excelsior.com.mx. El grupo criminal de Los Zetas, se ha ido desarticulando con el paso de los años, su líder máximo, Heriberto Lazcano El Lazca fue abatido en octubre de 2012 y en 2013, Miguel Ángel Treviño El Z-40, fue detenido en Nuevo León en los límites con Tamaulipas. Hoy fue aprehendido El Z-42, el último, dicen, jefe del grupo.

Este grupo criminal, el segundo más grande del país después del Cártel del Pacífico, empezó a debilitarse en octubre de 2012 con la muerte de El Lazca, en un enfrentamiento con la Marina.

Con la detención de Omar Treviño, alias el Z-42 líder de Los Zetas, esta organización cuenta con tres lugartenientes que pueden ser la nueva cabeza de esta agrupación criminal.

De acuerdo con el Sistema de Recompensas de la Procuraduría General de la República, Sergio Ricardo Basurto Peña, alias “El Grande”, Maxiley Barahona Nadales, “El Contador”, y Román Ricardo Palomo Rincones, “El Coyote” eran lugartenientes leales de Miguel Ángel Treviño, alias el “Z-40” y ahora uno de ellos puede ser el nuevo líder de la organización criminal.

Informes de la PGR, señalan que Román Ricardo Palomo Rincones, alias “El Coyote”, es considerado como uno de los más peligrosos y violentos de la organización, está involucrado en el asesinato de 72 migrantes centroamericanos en agosto del 2010 y de 145 personas que fueron secuestradas cuando viajaban en autobuses de pasajeros con destino a Matamoros o Ciudad Victoria.

Por Palomo Rincones, la PGR ofrece una recompensa de 10 millones de pesos y se le acusa de delincuencia organizada, secuestro y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Maxiley Barahona Nadales, “El Contador”, es considerado por las autoridades mexicanas como un criminal altamente peligroso. Dentro de sus funciones era reclutar sicarios para la organización criminal; además de ser el encargado de las plazas de Veracruz, Tabasco y Chiapas. Por él la PGR ofrece 10 millones de pesos por informes que lleven a su captura.

Uno de los que menos figuran, pero no de menos importancia es Sergio Ricardo Basurto Peña, “El Grande”, se encuentra en la lista del Sistema de Recompensas de la Procuraduría General de la República que ofrece 10 millones de pesos por su captura, está acusado de los delitos Delincuencia Organizada y Contra la Salud.

De acuerdo con informes de la PGR, Basurto Peña es de los principales blancos del operativo federal que se realiza en Tamaulipas, debido que este lugarteniente es el principal generador de violencia dentro del estado, principalmente en Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo.

Dentro de las funciones de la organización criminal, “El Grande” maneja los puntos de venta de droga al menudeo en Nuevo Laredo, así como mandar a levantar y ejecutar a los enemigos de la organización en diversas zonas de Tamaulipas.

También es el encargado de las operaciones del trasiego, venta de estupefacientes, secuestro, cobro de piso y extorsión en las plazas de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Coatzacoalcos, Veracruz y Tabasco.