La congresista oficialista Ana María Solórzano fue elegida este sábado presidenta del Congreso de Perú para el período 2014-2015, luego de una disputada votación, que obligó a una segunda ronda tras no obtener ninguna de las dos listas que se presentaron la mayoría necesaria.

La lista liderada por Solórzano, legisladora del gobernante Partido Nacionalista Peruano, logró imponerse,finalmente, por 59 votos a favor frente a los 57 del candidato opositor Javier Bedoya de Vivanco.

En la primera ronda de votación ninguna de las listas logró los 62 votos necesarios para quedarse con el triunfo, ya que la lista opositora consiguió 55 votos, frente a 53 del oficialismo, además de presentarse 10 votos en blanco y 4 nulos.

Esta primera votación cargó de tensión la sala del pleno del Congreso, donde se notaron las coordinaciones entre parlamentarios e incluso las repetidas llamadas telefónicas que recibió Solórzano.

Cuando se concretó la victoria de la lista gobernante, los congresistas oficialistas lanzaron vivas y estallaron en una salva de aplausos.

La Mesa Directiva del Congreso para el período 2014-2015 quedó conformada por Solórzano como presidenta, acompañada por los vicepresidentes Modesto Julca, de Perú Posible; Norman Lewis, de Unión Regional, y Esther Capuñay, de Solidaridad Nacional.

La candidatura de Solórzano había generado un cisma al interior del partido gobernante y llevó a que seis de sus congresistas conformaran la nueva bancada "Dignidad y Democracia", integrada por Esther Saavedra, Natalie Condori, Juan Pari, Justiniano Apaza, Claudia Coari y Amado Romero.

Estos parlamentarios denunciaron que Solórzano había sido elegida sin consultar a sus bases y por orden directa de Nadine Heredia, la esposa del presidente de Perú, Ollanta Humala.

Los legisladores disidentes defendieron durante los últimos días una eventual candidatura de Marisol Espinoza, aunque esa posibilidad fue desestimada por el presidente Humala al recordar que ella ya ocupa la vicepresidencia del país.

Humala aseguró que la elección de Espinoza pondría en riesgo la autonomía de los poderes, ya que ella debe asumir el despacho presidencial cuando el gobernante viaja al extranjero.

El gobernante confirmó, además, que ante las discrepancias internas, fue Heredia quien decidió que se presente la candidatura de Solórzano, en su calidad de presidenta del Partido Nacionalista.