Lima. El expresidente peruano Alberto Fujimori, quien recibió un indulto humanitario en vísperas de la Navidad pasada, fue trasladado este domingo a una clínica local para realizarse unos chequeos médicos tras presentar problemas de presión, dijo su médico según reportó un diario local.

Fujimori, de 79 años, llegó a la Clínica Centenario junto a su hijo Kenji y al llegar logró saludar con mano desde el interior de una camioneta que lo trasladó, según imágenes transmitidas por la estación de televisión Canal N.

El exmandatario había sido dado de alta médica el 5 de enero, luego de permanecer desde poco antes de la Navidad en la Clínica Centenario por un cuadro de "hipotensión" y "arritmia", informó su médico de cabecera Alejandro Aguinaga.

"Se le va a hacer un chequeo porque, si bien ha tenido una evolución favorable estos 7 días, no está totalmente estable. Tiene periodos cortos de arritmia", dijo este domingo Aguinaga, citado por el diario local El Comercio.

El indulto al exmandatario, quien cumplía una condena de 25 años en prisión por abusos a los derechos humanos, suscitó una serie de críticas cuando se dio a conocer tres días después de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski eludió su destitución en el Congreso, debido a que un grupo de 10 legisladores liderados por Kenji Fujimori se abstuvo en la votación.