Un polémico proyecto de ley presentaron los diputados UDI Ignacio Urrutia, Gustavo Hasbún y Jorge Ulloa que busca sancionar a quienes “nieguen, enaltezcan o minimicen” los hechos del gobierno o del Presidente que haya quebrantado la Constitución y las leyes.

La sanción asciende a presidio menor en su grado mínimo y una multa de 5 UTM a los responsables.

En el documento, que publica radio ADN, se pone como ejemplo el período de gobierno de Salvador Allende, el cual constituyó hechos que “violentaron nuestra Constitución Política y generaron en el seno de la sociedad chilena desencuentro, violencia y animosidades profundas”.

“Que, en efecto, es posible indicar que bajo el régimen de Allende se trasgredieron garantías constitucionales de gran valor como lo fueron el derecho a la propiedad, libertad de asociación y movilización, el derecho a reunión, y otros derechos constitucionales que dejaron tras sí irreparables pérdidas que hasta el día de hoy las víctimas y sus familiares sufren las consecuencias”.

También se asegura que durante ese gobierno hubo “surgimiento de grupos y asociaciones terroristas y extra institucionales (muchas de ellas avaladas por el gobierno) como el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) constituyeron factores que desestabilizaron nuestro democracia y quebraron la convivencia pacífica de los chilenos”.

“Junto con lo anterior, la radicalización de los propios partidos políticos como el Socialista y el Comunista de Chile, introdujo trágicamente la dialéctica del "enemigo" en la política, transformándose la actividad pública y específicamente la política en una trinchera en la cual ningún chileno se encontraba ajeno”, sigue el texto.