Buenos Aires. Tres navíos, dos de la Armada Argentina (ARA) y uno de la Federación Rusa, continuaban este jueves con la búsqueda del submarino argentino desaparecido el 15 de noviembre en aguas del Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo, informó la ARA.

     En el área de operaciones se encontraban "el destructor ARA Sarandí y el aviso ARA Islas Malvinas, con el ROV (siglas en inglés para vehículo sumergible remoto) ruso Panther Plus", indicó la ARA en un comunicado.

     Además, trabajaba en la zona "el buque oceanográfico Yantar, de la Federación Rusa".

     La ARA dijo que entre jueves y viernes brindará "asesoramiento legal y administrativo interdisciplinario" a los familiares de los submarinistas.

  El submarino perdió contacto con las autoridades navales el 15 de noviembre a las 7:30 hora local (10:30 GMT) cuando navegaba por el Atlántico Sur.

     El miércoles, el buque oceanográfico Atlantis, de los Estados Unidos, regresó a las tareas con las que estaba comprometido al momento de producirse el incidente del submarino.

     El gobierno argentino, por medio de la Cancillería, reconoció el "significativo aporte efectuado por el Departamento de Estado y la Embajada de Estados Unidos, así como por el Departamento de Defensa, en conjunto con el Comando Sur y la NASA".

     "Contribuyeron con equipamiento naval y tecnológico de avanzada, sistemas de búsqueda, dotaciones de personal y asesoramiento e investigación de singular valor en el proceso de búsqueda del submarino desaparecido", resaltó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

     La búsqueda de los tripulantes del sumergible se dio por finalizada oficialmente el jueves 23 de noviembre, aunque la ARA ratificó que seguirán adelante las tareas para dar con la embarcación.

     El submarino perdió contacto con las autoridades navales el 15 de noviembre a las 7:30 hora local (10:30 GMT) cuando navegaba por el Atlántico Sur.

     Poco después se detectó en el área una explosión, según confirmaron el jueves 23 autoridades de la ARA.

     El portavoz de la Armada Argentina, el capitán Enrique Balbi precisó días atrás que en la zona por la que navegaba el sumergible se produjo un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear", ocurrido a las 10:31 hora local (13:31 GMT) del miércoles 15 de noviembre.