Río de Janeiro. La presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil, Laurita Vaz, negó este miércoles 143 pedidos ciudadanos para liberar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), informó la Corte.

Todas las peticiones de "habeas corpus" para Lula tenían el subtítulo 'Acto Popular 9 de julio de 2018 - En defensa de las garantías constitucionales-' y fueron presentadas esta semana en el STJ por personas que no forman parte de la defensa del ex mandatario.

Todo ellos pedían que el ex mandatario pudiera recurrir en libertad contra la condena de 12 años y un mes de prisión que cumple desde abril.

La negación en masa de los pedidos se produce un día después de que la propia presidenta del STJ rechazara un pedido presentado este viernes por tres diputados federales, y que fue aceptado en dos ocasiones por un juez de segunda instancia de guardia, este último domingo, provocando una gran batalla judicial.

La jueza justificó sus rechazos porque, según ella, "el Poder Judicial no puede ser utilizado como un balcón de reivindicaciones o manifestaciones de naturaleza política o ideológico-partidarias".

Vaz justificó sus rechazos porque, según ella, "el Poder Judicial no puede ser utilizado como un balcón de reivindicaciones o manifestaciones de naturaleza política o ideológico-partidarias".

La presidenta del STJ también dijo que aunque cualquier ciudadano tiene el derecho de pedir a la Justicia un "habeas corpus", este medio no es el más adecuado para "actos populares".

Lula fue condenado en enero en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero, por haber recibido supuestamente un apartamento de la constructora OAS en el litoral de Sao Paulo, a cambio de favorecerla desde el poder.

El ex mandatario empezó a cumplir la condena el 7 de abril en Curitiba (sur), y desde entonces su defensa ha presentado varios recursos para lograr su libertad, todos ellos rechazados por las distintas cortes superiores brasileñas.

Este último domingo, un juez de segunda instancia de guardia del tribunal de apelaciones aceptó un pedido de tres diputados para que Lula pudiera recurrir en libertad la condena, aunque su decisión fue suspendida posteriormente por otros magistrados de la misma corte, el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4).

El Ministerio Público pidió al STJ que se pronunciara, lo cual hizo el martes, cuando el tribunal rechazó el pedido y criticó la decisión del juez de guardia que aceptó el "habeas corpus".