Madrid. El Tribunal Constitucional anuló este miércoles la declaración unilateral de independencia de Cataluña aprobada en el Parlamento regional el pasado 27 de octubre, informaron fuentes judiciales.

Con esta decisión, el alto tribunal, que ya había suspendido cautelarmente la resolución de la cámara catalana al admitir a trámite un recurso del Gobierno español, declara definitivamente su inconstitucionalidad.

La declaración de independencia provocó la intervención del Gobierno español en Cataluña, cesando a todo el Ejecutivo regional y convocando elecciones autonómicas para el 21 de diciembre, a la vez que planteó un recurso ante el Constitucional contra la declaración del Parlament.

Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió este miércoles una masiva participación en las elecciones autonómicas de Cataluña del 21 de diciembre que permita abrir “un nuevo escenario” tras la crisis surgida por la declaración de independencia en la región.

Convocados por Rajoy dentro de las medidas de intervención en Cataluña, que incluyeron el cese del Gobierno regional al completo, la participación podría ser clave en unos comicios en los que, según los sondeos, los partidos independentistas podrían no revalidar la mayoría absoluta en el Parlament.

“Espero una participación masiva, porque hay que ser conscientes de que estamos ante una convocatoria electoral muy importante y, a partir de ahí, que vivamos una etapa normal”, dijo Rajoy en el Congreso tras la sesión de control al Gobierno.

Una alta participación favorecería, según algunos analistas electorales, a los partidos constitucionalistas que han defendido la aplicación de medidas extraordinarias en la región -Ciudadanos, Partido Popular y Partido Socialista.

Aunque es difícil que los tres sumen mayoría de la cámara regional, Ciudadanos, principal partido de la oposición en Cataluña, ha planteado un pacto para que las tres formaciones se apoyen mutuamente y respalden a la más votada entre ellas tras el 21D.