San Salvador. El ex presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, deberá enfrentar un juicio por los supuestos delitos de peculado y lavado de dinero por más de US$300 millones, dictaminó este miércoles un tribunal.

Un juez de San Salvador consideró que existen pruebas suficientes sobre los delitos que se le imputan a Saca, por lo que ordenó que el ex mandatario y otros seis ex funcionarios de alto nivel de su administración enfrenten un juicio que podría llevarlos a purgar hasta 25 años de prisión.

Saca deberá enfrentar un juicio por los supuestos delitos de peculado y lavado de dinero por más de US$300 millones.

"El juez admitió a su totalidad el dictamen de acusación en contra de los siete acusados, de la misma manera mantuvo la detención provisional en contra de las siete personas acusadas y las medidas cautelares de índole patrimonial, que son embargos e inmovilización de bienes", dijo a la prensa el fiscal del caso, que pidió no ser identificado por razones de seguridad.

De acuerdo con las investigaciones de la fiscalía, Saca y sus funcionarios desviaron dinero proveniente del erario y lo trasladaron a 16 cuentas particulares que fueron utilizadas para beneficiar a personas naturales, empresas radiales del expresidente y pagar publicidad para el entonces partido oficialista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

El ex mandatario, un empresario de 53 años que fue capturado en octubre de 2016 durante la celebración de la boda de uno de sus hijos, gobernó el empobrecido país centroamericano entre 2004 y 2009.

"Tenemos que leer para ver qué elementos son reconsiderativos y cuáles son objeto de apelación", aseguró a la prensa Mario Machado, abogado defensor del expresidente Saca, quien se declara inocente.