Brasilia. El pleno del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil accedió este martes a una petición de la defensa de la ex presidenta Dilma Rousseff y dio más tiempo para la presentación de los argumentos finales, en el juicio por abuso de poder económico y político contra la fórmula Rousseff-Temer en las elecciones de 2014.

     En la práctica, la decisión suspende el proceso, que debe ser retomado la próxima semana.

     La denuncia fue presentada por el Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) del candidato derrotado, Aécio Neves, según la cual la fórmula victoriosa Rousseff-Temer recibió financiamiento ilegal de fondos provenientes de desvíos en empresas públicas.

     En la votación, los ministros aprobaron por unanimidad el pedido de aplazamiento de la defensa, a pesar de los reclamos del juez relator, Herman Benjamin.

     Benjamin recordó que el proceso ha estado bajo estudio durante más de 30 meses y que retrasar aún más su finalización, con el riesgo de pérdida de objeto, sería "irracional e incoherente".  

El presidente Temer pierde el mandato, puede continuar con derechos políticos, a diferencia de Rousseff que no podrá ser electa por ocho años, por ser la titular de la fórmula.

     "No es razonable extender el tiempo para la finalización de estos procesos, por los riesgos políticos y sociales latentes. La elección 2014 será conocido en el futuro como la más larga en la historia de Brasil ", dijo.

     El juicio es considerado el más importante en la historia de la corte electoral y podría resultar en el retiro del mandato del presidente Michel Temer.

     Temer sucedió a la ex presidenta Rousseff el año pasado, de manera provisional en mayo y en forma definitiva el 31 de agosto, después de que la ex mandataria fuera destituida por el Senado acusada de irregularidades administrativas en el área fiscal.

     Con la destitución de Rousseff, el proceso en el TSE incluso continúa y puede terminar con un llamado a elecciones indirectas, presidido por el Congreso.

     Si el presidente Temer pierde el mandato, puede continuar con derechos políticos, a diferencia de Rousseff que no podrá ser electa por ocho años, por ser la titular de la fórmula.

     Por ese motivo, analistas especulan que al menos teóricamente, Temer podría ser electo nuevamente por el Congreso en un plazo de 30 días después de concluido el juicio en el TSE.

* Con información de Xinhua y Reuters.