Lima, Andina. El Tribunal Constitucional (TC) ratificó este jueves la sentencia de 25 años de prisión, emitida por la Corte Suprema de Justicia, contra el ex presidente Alberto Fujimori, por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, ambos casos ocurridos en Lima a inicios de la década de los 90.

A través de un comunicado, el colegiado declaró infundada la demanda de hábeas corpus interpuesta por Alberto Fujimori Fujimori, tras considerar que la Corte Suprema no vulneró su derecho a la pluralidad de la instancia.

Fujimori sostenía que esta vulneración se había producido como consecuencia de no habérsele permitido acceder a una segunda instancia en el incidente de recusación que había planteado contra los vocales supremos que confirmaron su sentencia condenatoria.

Sin embargo, el TC consideró que la opción interpretativa adoptada por la Corte Suprema, en el sentido de considerar que no existe una segunda instancia en los incidentes de recusación planteados contra vocales supremos, se encuentra constitucionalmente permitida.

Además der ser compatible con los Principios Básicos Relativos a la Independencia de la Judicatura, adoptados por el Sétimo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, y habiendo sido aceptada en el marco de un proceso penal que se ha encontrado sometido a un alto nivel de escrutinio institucional y público.

El tribunal concluyó que los casos que ofrecía Fujimori con términos de comparación no eran sustancialmente idénticos a aquel en el que su recurso impugnatorio había sido denegado, motivo por el cual no cabía alegar violación alguna del derecho a la igualdad.

El pleno del Tribunal Constitucional está integrado por el presidente Carlos Mesía y los magistrados Ernesto Álvarez (vicepresidente), Juan Vergara, Ricardo Beaumont, Fernando Calle, Gerardo Eto y Oscar Urviola.

Además de los 25 años por la matanza de La Cantuta y Barrios Altos, sobre Fujimori Fujimori pesan condenas por corrupción.

El pasado 26 de julio, la Corte Suprema confirmó la condena a siete años y seis meses de cárcel a Fujimori por el caso del pago de 15 millones de dólares a su ex asesor Vladimiro Montesinos, como una especie de Compensación por Tiempo de Servicio.