Otawa. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y su homóloga británica, Theresa May, sostuvieron este sábado una conversación telefónica en la que se comprometieron a fomentar la inclusión y la diversidad con el fin de contrarrestar todas las formas de radicalización, informó la oficina del Primer Ministro canadiense.

May ofreció sus condolencias por el trágico tiroteo en una mezquita de la vecindad de Sainte-Foy, en la ciudad de Quebec, indicó la oficina.

Al menos seis personas murieron y otras ocho resultaron heridas cuando hombres armados abrieron fuego en esa mezquita durante la oración vespertina del pasado 29 de enero, en un hecho que fue descrito por Trudeau como un "ataque terrorista contra los musulmanes".

Dos sospechosos, que al parecer están relacionados con el ataque, fueron detenidos por las autoridades canadienses.

Al mismo tiempo, los dos jefes de gobierno reiteraron sus compromisos compartidos con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el Grupo de los Siete (G7) y el Grupo de los Veinte (G20).

También debatieron sus compromisos con el impulso progresivo del libre comercio e inversión, incluyendo la oportuna ratificación e implementación del Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) entre Canadá y la Unión Europea.