El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que ordenó ataques con misiles contra un aeródromo sirio desde el que se lanzó un ataque mortal con armas químicas, declarando que actuó en el "interés de seguridad nacional" de Estados Unidos contra el presidente sirio Bashar al-Assad.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los militares dispararon decenas de misiles de crucero contra la base aérea controlada por las fuerzas de Assad en respuesta al ataque de gas venenoso el martes en una zona controlada por los rebeldes.

Frente a su mayor crisis de política exterior desde que asumió el cargo en enero, Trump tomó la acción directa más dura de los Estados Unidos en la guerra civil de Siria -que ya se extiende por seis años-, aumentando el riesgo de enfrentamiento con Rusia e Irán, dos importantes partidarios militares de Assad.

"Años de intentos previos de cambiar el comportamiento de Assad han fracasado y fallado de manera muy dramática", dijo Trump desde su centro turístico en Mar-a-Lago, donde asistía a una cumbre con el presidente chino Xi Jinping.

"Está en el vital interés de seguridad nacional de Estados Unidos prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales", dijo Trump.

Unos 50 misiles Tomahawk fueron lanzados desde buques de guerra de la Marina de los Estados Unidos, el USS Porter y USS Ross, en el Mar Mediterráneo oriental, atacando múltiples blancos -incluyendo la pista de aterrizaje, aviones y estaciones de combustible- en la Base Aérea de Shayrat. 

Las estimaciones de daños de los ataques, que se realizaron a las 8:45 p.m. EDT, no se conocieron de inmediato.

La televisión estatal siria dijo que la "agresión estadounidense" se había dirigido una base militar siria con "una serie de misiles" y citó a una fuente militar siria como diciendo que el ataque había "llevado a pérdidas".

Trump dijo: "Esta noche ordené un ataque militar dirigido contra el aeródromo de Siria desde donde se lanzó el ataque químico".

"Está en el vital interés de seguridad nacional de Estados Unidos prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales", dijo Trump.

"No puede haber duda de que Siria usó armas químicas prohibidas, violó sus obligaciones en virtud de la convención de armas químicas y no hizo caso de los pedidos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", agregó.