El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que cree que Moscú intervino en la elección de 2016, pero sugirió que no fue el único país que lo hizo, un día antes de reunirse con su par ruso, Vladimir Putin.

En Polonia, Trump generó dudas sobre los reportes de que 17 agencias de inteligencia descubrieron que Rusia había intervenido en la elección, al señalar que fueron solamente tres o cuatro. También destacó que Estados Unidos está trabajando con Polonia para abordar el "comportamiento desestabilizador" de Moscú.

Poco después, el Kremlin sostuvo que los comentarios del republicano son "desestabilizadores".

"Estamos en desacuerdo", dijo el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov, quien destacó que Moscú lamenta la falta de entendimiento entre las potencias sobre las expectativas de sus relaciones a futuro. "Esa es la razón por la que esperamos la primera reunión entre los presidentes".

Putin y Trump se reunirán el viernes en los márgenes de la cumbre del G-20 en Hamburgo, en su primer encuentro cara a cara.